Público
Público

Barreda afirma que "estamos ante el epílogo del ciclo nacionalista en el País Vasco"

EFE

El portavoz del PP en el Parlamento vasco, Leopoldo Barreda, ha opinado hoy que con la presentación del proyecto de ley de consulta por parte del lehendakari "estamos ante el epílogo del ciclo político nacionalista en el País Vasco".

Barreda ha comparecido en la Cámara vasca para trasladar la posición de los 'populares' respecto a la consulta pretendida por el Ejecutivo de Ibarretxe, que hoy ha entregado en el Parlamento el proyecto de ley que regula la consulta para el inicio de su tramitación.

Probablemente se votará en pleno el 27 de junio. Antes, el primer paso será su admisión a trámite por la Mesa de la Cámara. El PP ha anunciado hoy que recurrirá su probable admisión, aunque ha reconocido que puede demorar los trámites pero seguramente no retrasar el pleno más allá del 27 de junio.

Barreda ha calificado la consulta como "un abierto desafío a la democracia española y a la sociedad vasca, inconstitucional e irresponsable en un momento de agresión de ETA y de crisis económica".

El propósito de Ibarretxe con el proyecto, según el PP, es "estrictamente electoral: agrupar en torno al lehendakari a todos aquellos que quieren un proyecto de ruptura".

Para Barreda, la convocatoria de la consulta es "la expresión de un PNV agotado, que ha ridiculizado a Iñigo Urkullu (presidente del PNV); es un PNV que apuesta por la ruptura y que ha encomendado su futuro al señor Ibarretxe, liderando una confrontación entre vascos".

Ahora, una vez entregado el proyecto en el Parlamento, el PP intentará agotar las posibilidades de recurso dentro de la Cámara, ya que considera que la Mesa no debería admitirlo a trámite, porque "no cumple los requisitos para ser considerado un proyecto de lectura única, que son la urgencia o situación extraordinaria".

Barreda cree que no estamos "ni ante una situación extraordinaria y ni ante una urgente necesidad, porque se podría haber enviado en cualquier momento de la legislatura".

Dado que el tripartito PNV-EA-EB tiene mayoría en la Mesa, se espera que lo admita a trámite. En caso de ser así, el PP pedirá la reconsideración del acuerdo de la Mesa y probablemente pida un informe jurídico sobre el mismo, lo que obligará a convocar una Junta de Portavoces para debatir lo mismo.

En esta Junta acude un portavoz por cada grupo y el voto es ponderado, reproduciendo la situación de la Cámara en la que PNV-EA-EB y Aralar empatan con PSE y PP, de manera que podría depender de la posición del PCTV-EHAK el que siguiera la tramitación. Si la Junta da el visto bueno, se volvería a convocar otra Mesa para admitirlo definitivamente.

Los plazos para la convocatoria de la Mesa y la Junta dependen de la presidenta del Parlamento, Izaskun Bilbao (PNV), por lo que el PP reconoce que se puede completar la tramitación en pocos días y no retrasar la fecha del pleno, en principio el 27 de junio.

Más noticias de Política y Sociedad