Público
Público

Batalla campal en Italia tras la agresión a dos inmigrantes

Maroni acusa a la inmigración ilegal de aumentar los índices de criminalidad

PÚBLICO.ES

La localidad italiana de Rosarno, en la región de Calabria, vive momentos de tensión después de la agresión a dos inmigrantes. Los extranjeros, que trabajan como agricultores, se lanzaron a la calle ayer para protestar, lo que desembocó en enfrentamientos con la Policía y algunos ciudadanos. El ministro de Interior, Roberto Maroni, responsabiliza a la inmigración ilegal de los altercados cuando se supone que estas personas tienen un contrato de trabajo.

Todo comenzó ayer despué de que una persona hiriera con una escopeta de aire comprimido a dos inmigrantes de la localidad. Por la tarde, los extranjeros se agruparon y armados con palos y piedras cortaron el tráfico en la avenida principal y se enfrentaron a la Policía. El resultado fueron 34 heridos y seis inmigrantes detenidos.

Esta mañana, los extranjeros se han vuelto a agrupar y se han manifestado pacíficamente delante del ayuntamiento de Rosarno cantando eslóganes contra el racismo. Según el diario La Repubblica, este grupo de trabajadores agrícolas malvive "en condiciones inhumanas" en una fábrica abandonada, donde se resguardan en las horas libres.

El presidente de la región, Agazio Loiero, afirmó que estos episodios son fruto de un "clima de intolerancia xenófoba y mafiosa y que ha terminado con la revuelta de los inmigrantes explotados, insultados, y ahora también agredidos".

Pero para el ministro de Interior italiano, Roberto Maroni, la culpa es de los propios inmigrantes:"Durante todos estos años se ha permitido una inmigración ilegal que por una parte ha fomentado un aumento en losíndices de criminalidad y por otra ha provocdo una fuerte situacion de rechazo en Rosarno".

Más noticias