Público
Público

"La batalla es que un país se sienta orgulloso de su cultura"

David Trueba dice sentirse "muy contento" por el galardón, aunque no tanto con la situación del cine español

PÚBLICO.ES/EFE

El cineasta y escritor David Trueba, que ha ganado el Premio de la Crítica por su novela Saber perder, cree que, en la vida, uno debe "invertir en el placer, la cultura y la amistad", si se quiere "encontrar algo al final del camino".

"Al final, lo que uno necesita en la vida es sentirse pleno a cualquier edad", ha afirmado Trueba, poco después de saber que había ganado el Premio de la Crítica con una novela en la que reivindica la lección de las pequeñas derrotas cotidianas y "la necesidad de levantarse" tras ellas.

Trueba (Madrid, 1969) está "muy contento" con este galardón porque lo da "la crítica especializada en Literatura, y uno casi ni los conoce" y, además, "porque puede suponer que se vence una reticencia sobre una persona que también hace películas de vez en cuando".

"En mi caso, yo siempre he tratado de llevar una carrera muy humilde, en el sentido de que yo no soy nadie; lo que importa es la película que haces o el libro que escribes", afirma el director de películas como La buena vida, Obra maestra y Soldados de Salamina.

La novela ganadora del Premio de la Crítica en lengua castellana es la tercera dentro de su producción literaria. Antes publicó Abierto toda la noche (1995) y Cuatro amigos (1999).

En Saber perder (Anagrama), Trueba le concede a los personajes "la oportunidad de vivir, igual que nos la conceden a nosotros. La vida es larga, está llena de dolor y de esplendor; de frustraciones", añade el escritor.

A través del relato de las historias cruzadas de cuatro personajes, Trueba reivindica "la aventura de vivir" y adopta la posición "fría" de narrador, aunque aderezada con su habitual ironía.

Para el guionista de Amo tu cama rica y Two much, compaginar su doble faceta de cineasta y escritor "no es fácil, porque todo el mundo, desde la prensa hasta los lectores, los editores y productores, tienen la sensación de que estás como con dos amantes", bromea Trueba. Por eso trata de "equilibrar la balanza del éxito" y de "mantener una simetría" en todo lo que hace. "En cada libro se empieza de cero y en cada película, también", dice.

Trueba cree que, frente a la industria editorial, que "está bien asentada en España", la del cine "está destrozada, sin asentamiento social, sin capacidad de reacción y machacada por la crisis bancaria". Aunque el problema del cine español, dice, viene "de hace mucho tiempo".

"Yo siempre digo que ningún Ministerio puede arreglar la cultura de un país, porque la cultura es un valor intangible que tiene que salir de la sociedad", señala Trueba, para quien "la batalla que está por dar es que la gente de un país se sienta orgullosa de su cultura, como se siente de sus deportistas o de sus arquitectos, cuando unos y otros triunfan".

Parte de los problemas del cine español se deben, según este joven cineasta, a que la industria cinematográfica "no ha estado bien asentada en los grandes poderes". Y, dada su forma de pensar, a David Trueba no le hace especial ilusión que haya una ministra de Cultura -Ángeles González Sinde- vinculada al mundo del cine: "No creo mucho en el Ministerio de Cultura", asegura.

En su opinión, la industria del cine debería depender del Ministerio de Industria, "y ser tratada como están siendo tratados las televisiones o la telefonía móvil, que se está legislando todos los días para favorecerlas". "Al cine le perjudica el tratamiento de cultura", subraya.

Más noticias de Política y Sociedad