Público
Público

El BCE dejará inalterados los tipos tras el encarecimiento del crudo

EFE

El Banco Central Europeo (BCE) dejará los tipos de interés inalterados después de que el fuerte encarecimiento del crudo y los alimentos hayan intensificado las presiones inflacionistas a medio plazo.

El BCE mantendrá mañana los tipos de interés para la zona del euro en el 4 por ciento, según prevén los expertos.

La analista de JP Morgan Silvia Pepino consideró que en las últimas semanas, "la perniciosa mezcla de riesgos al alza sobre la inflación y a la baja sobre el crecimiento se ha exacerbado con ulteriores aumentos de los precios del crudo".

"En nuestra opinión, la respuesta del BCE será tolerar una ralentización del crecimiento y dejar las tasas inalteradas por un tiempo", según Pepino.

La tasa de inflación interanual de la zona del euro aumentó en mayo tres décimas, hasta el 3,6 por ciento, frente al 3,3 por ciento de abril, según el cálculo preliminar de la oficina de estadística comunitaria Eurostat.

El Producto Interior Bruto (PIB) de la zona del euro creció un 2,2 por ciento en el primer trimestre de 2008 en relación al mismo periodo del año anterior, y un 0,8 por ciento frente al trimestre anterior, algo más de lo previsto, según la primera revisión.

Al mismo tiempo, las ventas al por menor bajaron un 0,6 por ciento en la zona euro el pasado abril, en comparación con el mes anterior, y un 2,9 por ciento frente al mismo mes del año anterior.

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, y el de la Reserva Federal estadounidense (Fed), Ben Bernanke, coincidieron en señalar la importancia de controlar la inflación a medio y largo plazo.

Las declaraciones de Bernanke arrastraron al euro más de dos centavos de dólar hasta el nivel de los 1,54 dólares.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) revisó al alza recientemente sus pronósticos de crecimiento para la zona del euro en 2008 y recomendó al BCE dejar inalterado el precio del dinero.

En las conclusiones de las consultas del FMI con los países de la zona euro, el Fondo pronosticó una tasa media de crecimiento anual del 1,75 por ciento en 2008 para el área, frente al 1,4 por ciento que había previsto en abril.

El FMI añadió que la inflación se situará por debajo del 2 por ciento a finales de 2009 y consideró que la actividad económica de la zona del euro se ha desarrollado mejor de lo previsto en abril, como muestran las cifras de crecimiento del primer trimestre del año.

El banco europeo, que define la estabilidad de precios como una tasa de inflación cercana pero siempre por debajo del 2 por ciento, también dará a conocer el jueves sus nuevas proyecciones de crecimiento económico e inflación.

En las previsiones dadas a conocer en marzo, el BCE pronosticó una tasa de inflación media del 2,1 por ciento en 2008, en base a un precio del petróleo de 89 dólares en el mercado a plazo.

Pero el barril de crudo llegó a pagarse por encima de 135 dólares hace dos semanas.

Los 50 bancos e institutos de crédito consultados por la agencia Dow Jones coincidieron en que el BCE dejará el precio del dinero en el 4 por ciento.

Pese a que la tasa de interés de referencia se sitúa en el 4 por ciento desde hace doce meses, las condiciones monetarias se han endurecido significativamente desde el año pasado, como resultado del incremento de los tipos de interés en el mercado de dinero y la apreciación del euro, según JP Morgan.

Más noticias de Política y Sociedad