Público
Público

El BCE dejará los tipos estables en la primera reunión del año

Reuters

El Banco Central Europeo dejará el jueves los tipos de interés estables en su mínimo histórico de un 1,0 por ciento y podría sugerir que los mantendrá así durante algún tiempo mientras la economía se recupera de la recesión, según estiman analistas.

Los 80 economistas consultados en un reciente sondeo de Reuters opinan que el BCE mantendrá los tipos sin cambios en su reunión de hoy.

La mayoría estima que el banco central los dejará así hasta bien avanzado el segundo semestre del año mientras espera que se afiance la recuperación económica.

"El Consejo de Gobierno debería seguir señalando que la política sigue siendo flexible durante un período considerable", dijo Nick Kounis, economista de Fortis Bank.

"Creemos que pasará algún tiempo antes de que empiece a endurecer la política", agregó.

Observadores del BCE esperan además que el presidente del banco central, Jean-Claude Trichet, ofrezca poca información sobre su plan de retirar sus medidas de apoyo al sector bancario.

Pero Trichet probablemente sea interrogado por los actuales problemas financieros de Grecia y sobre si los planes de reforma van lo suficientemente lejos, incluso cuando el primer ministro del país prometiera el miércoles que el 2010 sería un año de cambios económicos radicales.

Pese a una serie desigual de cifras en la zona euro en las últimas semanas, se espera que Trichet continúe con su visión cautelosamente optimista sobre la recuperación de la región.

Los datos muestran que el ánimo que rodea la economía mejoró más de lo esperado en diciembre, pero por otro lado, el paro dio un salto por encima del 10 por ciento, las ventas minoristas fueron decepcionantes y la emisión de dinero cayó por primera vez desde que se tiene registro.

La economía alemana también se contrajo en una cifra récord de un 5 por ciento el año pasado, aunque el Gobierno está dispuesto a elevar su pronóstico para 2010.

El economista de Goldman, Dirk Schumacher, dijo que a pesar de los contratiempos de las cifras, no había "motivos para un cambio en el tono del lenguaje del BCE".

Los mercados también estarán atentos a ver si Trichet responde a los nuevos temores de Francia de que la fuerza del euro está dañando la recuperación de la región tras la recesión.

Más noticias