Público
Público

El belga Gert Steegmans repite victoria con autoridad y Hushovd mantiene el liderato

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El belga Gert Steegmans, del Quick Step, demostró encontrarse en estado de gracia al anotarse con autoridad la segunda etapa de la París-Niza, disputada entre Nevers y Belleville, de 201 kilómetros, por delante del noruego Thor Hushovd (Credit Agricole), quien mantuvo el liderato.

Steegmans, que ya ganó la primera etapa, fue superior al esprint a sus tres compañeros de escapada. Arrancó a 300 metros de la raya de meta y nadie le pudo alcanzar, por lo que coronó el podio con un tiempo de 5h.29.47, a una media de 36,57 kms/hora. El trabajo de su equipo durante toda la jornada al final tuvo su recompensa.

El belga de Hesselt, un esprinter de la nueva generación, dio una lección al noruego Thor Hushovd, quien apenas opuso resistencia al ver la potencia de su rival, al francés Sylvain Chavanel (Cofidis) y al suizo Michael Albasini (Liquigas), todos ellos protagonistas de una escapada en los últimos kilómetros que llegó con éxito ante el empuje del pelotón.

En la jornada en la que no tomó la salida el español Oscar Pereiro (Caisse D'Epargne), aquejado de una bronquitis, no se produjeron cambios significativos en la general, con Hushovd al frente, con una diferencia de 3 segundos sobre Steegmans y 23 respecto al francés Jerome Pineau (Bouygues), segundo y tercero respectivamente.

En una jornada larga, de mal tiempo y condiciones penosas, un joven francés llamado Thierry Hupond (Skil Shimano), de 23 años especialista en contrarreloj y debutante este año como profesional, se ganó a pulso el protagonismo de la jornada al firmar una escapada infructuosa de cerca de 150 kms.

Sólo, contra el viento y la lluvia y acompañado por su esfuerzo y tenacidad a abrir diferencias en el km 30 ante la permisividad del pelotón, que no vio en Hupond a un enemigo peligroso para la general. En el km 65 ya tenía una renta de 9 minutos y a 80 de meta la diferencia superaba el cuarto de hora. Aún quedaba una segunda parte del recorrido con cuatro cotas, muy exigente para el atrevido galo.

Hupond pasó las cotas de La Clayette y de Champ Juin, ambas de tercera, con más de 8 minutos de ventaja, pero en el pelotón, con el diluvio presente, los hombres del Quick Step, Credit Agricole, Rabobank y La Francaise ya empezaron a marcar ritmo de caza. El grupo decidió desplegar la estrategia en el Col de Fut D'Avenas (2a), cuya cima situada a 19 kms de meta marcó la jornada.

Este puerto, de 4 kms, agotó a Hupond, que fue rebasado a pocos metros de la cima por los españoles Beñat Intxausti (Saunier), Juan Antonio Flecha e Igor Antón. Flecha había saltado una quincena de kms antes para enlazar con el fugado, pero el Quick Step ya había empezado a controlar la carrera.

En el descenso del Fut D'Avenas Antón trató de despegarse en medio de una niebla muy espesa. Barredo, otro hombre del Quick Step, salió en su busca, pero fue finalmente el líder, Thor Hushovd el que marcó la diferencia en la bajada, alcanzando 20 segundos de ventaja.

Por detrás se organizó un grupo para evitar la exhibición del noruego, quien al ver que su fuga no prosperaba decidió esperar a Steegmans, Chavanel y Albasini, con quienes se jugaría la victoria en un más que previsible esprint. Por detrás el pelotón miraba la jugada a escasos segundos.

Ya en la recta de llegada arrancó Steegmans con la suficiencia del corredor que se siente fuerte y seguro. Así logró su tercera victoria de la temporada el compañero y alumno aventajado de Tom Boonen. Sin discusión posible.