Público
Público

Los beneficios de las empresas sufren un desplome histórico: un 57% menos

Estos datos denotan la recaída en la actividad y el empleo, según el Banco de España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El beneficio de las empresas no financieras se desplomó un 57,2% en los nueve primeros meses del año respecto al mismo periodo de 2011. Es la peor cifra de la serie histórica que arranca en 1995. Este dato supone una caída mayor que la registrada hasta septiembre del pasado ejercicio, cuando el beneficio cayó en tasa interanual un 26%.

El Valor Añadido Bruto (VAB), que mide la actividad empresarial, se redujo un 3,7% en los tres primeros trimestres del año, lo que acentuó el descenso del 1,1% del mismo periodo de 2011. Así lo avanzó este martes el director general de servicios de estudios del Banco de España, José Luis Malo de Molina. El resultado bruto de explotación se contrajo un 4,9% hasta septiembre, frente la caída del 2,3% del mismo periodo de 2011. Mientras, el resultado ordinario neto se desplomó un 24,1%.

Malo de Molina constató que estos datos denotan la 'difícil' coyuntura por la que atraviesan las compañías y la recaída en la actividad y el empleo. En concreto, el empleo en las empresas no financieras ha pasado de una caída del 0,8% en los nueve primeros meses de 2011 a un deterioro del 2,5% en el mismo período de 2012. Además, Malo de Molina recordó que este año la zona euro entró en una doble recesión.

'Pero estos datos difíciles se ven acompañados por claras indicaciones de que se avanza en procesos de ajustes de empresas', subrayó, en relación a la mejora de la competitividad y a la reducción de los niveles de endeudamiento.

En cuanto a la mejora de la competitividad, explicó que no se produjo sólo por el ajuste de plantillas, sino también por la moderación salarial, que subió un leve 0,1% entre enero y septiembre de 2012, frente al aumento del 1% en el mismo período del pasado año y del 1,5% en el conjunto de 2011. Esta moderación se fundamentó en el efecto 'traslado' de los reducción o contención salarial que se está produciendo en el sector público. 'Ya se perciben algunos efectos de mayor flexibilidad salarial por la reforma laboral', dijo Malo de Molina.

Ahora bien, Malo de Molina aclaró que 'desgraciadamente' el mecanismo de ajuste de empleo sigue siendo el 'más importante' hasta 2012 para elevar la competitividad. Las plantillas medias pasaron de contraerse un 1,2% en 2011 a descender un 2,5% hasta septiembre. El ajuste de plantillas se fundamentó en el empleo temporal, que aceleró su destrucción hasta el 14,9%.

El director general del servicio de estudios del Banco de España, José Luis Malo de Molina, destacó este martes los efectos positivos que la reforma laboral está teniendo para mejorar la competitividad de las empresas.

En la presentación de la central de balances anual y trimestral, Malo de Molina precisó que es 'pronto' para valorar todos los efectos que está teniendo la reforma del mercado del trabajo vigente desde febrero pasado. La razón que ha dado es que se trata de una reforma estructural que tiene objetivos a medio y largo plazo.

Sin embargo, aseguró que la flexibilidad interna (las reducciones de jornada o de salarios que fomenta la reforma como alternativa al despido) facilitará la recuperación del empleo.

Entretanto, resaltó que la mejora de la competitividad que se está logrando vía flexibilidad y sueldos más bajos está permitiendo un mayor volumen exportador de las empresas españolas. A ello también está contribuyendo la contención de los márgenes empresariales, añadió el director general del servicio de estudios del Banco de España.

Las tres variables unidas (flexibilidad interna, moderación salarial 'liderada' por las administraciones y empresas públicas y contención de los márgenes empresariales) están permitiendo que se incrementen las exportaciones. Según Malo de Molina, progresivamente va aumentando el porcentaje de ventas al exterior, lo que ha permitido que se haya pasado de un volumen ligeramente inferior al 16 % a un 20 %.

Al respecto, ha destacado que, cuando se forma parte de una moneda única, el principal mecanismo de ajuste de una economía es la competitividad. En su opinión, el canal de la competitividad está funcionando y dará sus frutos.

Más noticias en Política y Sociedad