Público
Público

Benjamín Atutxa dice sobre Goikoetxea que el tiempo ayuda a que las cosas se olviden un poquito

EFE

El edil del PSE de Eibar (Guipúzcoa) Benjamín Atutxa ha asegurado que no ha "sentido nada" al ver hoy al etarra Arkaitz Goikoetxea, que en un vídeo confesó que planeó su secuestro, porque "el tiempo va ayudando a que las cosas se olviden un poquito", aunque no "del todo".

Atutxa, que también es parlamentario vasco, ha comparecido esta mañana como testigo en el juicio al exjefe del "comando Vizcaya" de ETA y a otros seis presuntos miembros o colaboradores de este grupo que se celebra en las instalaciones de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares.

En declaraciones a los periodistas al término de su declaración, el concejal ha afirmado no haber tenido "ninguna sensación" en la sala de vistas porque no ha tenido tiempo de ver a los siete acusados, seis de los cuales asisten al juicio dentro de un habitáculo blindado.

"Al estar separados no he sentido nada, igual es una cosa anormal. A pesar de la crudeza de las imágenes del vídeo de ayer, como han pasado tres años, la distancia, el tiempo, va ayudando a que las cosas se vayan olvidando un poquito, aunque no se olvidarán del todo", ha manifestado.

Atutxa sí ha admitido que "el ver las jeringuillas (con las que los etarras pretendían sedarle) ha sido fortísimo", y aunque ha recalcado que nunca notó que estuviera siendo sometido a vigilancias -tal y como Goikoetxea detalló en el vídeo-, tiene sin embargo "la sospecha" de que un día que se dirigía al trabajo a pie "intentaron el secuestro" pero "no lo consiguieron".

Previamente, en la vista oral, Atutxa ha respondido al fiscal que cuando le informaron de la intención del comando el 25 de julio de 2008 sintió ganas de "realizar una huida hacia delante" y que sufrió episodios de ansiedad, que ha ido "controlando en la medida de lo posible".

"El tiempo lo va borrando todo, pero con este episodio -referido al vídeo- se acrecientan esas ansiedades", ha concluido.

A la salida del tribunal, Atutxa ha recordado al edil del PP asesinado por ETA Miguel Ángel Blanco, que fue un "aplicado y muy discreto" alumno suyo en el instituto de Eibar cuando era profesor de matemáticas.

"Participé directamente en todas las concentraciones y manifestaciones para su liberación porque me parecía una crueldad y, casualidad, luego intentaron hacer lo mismo conmigo".

Ha reiterado que nunca imaginó que los planes del comando fueran una posibilidad "tan estudiada y tan cerrada" cuando los terroristas "tenían claro que no iban a conseguir nada del Gobierno previamente dada su firmeza".

Más noticias de Política y Sociedad