Público
Público

Las benzodiacepinas son seguras durante la lactancia: estudio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una nueva investigaciónsugiere que los efectos sedantes de la exposición a lasbenzodiacepinas a través de la leche materna tendría riesgosmínimos para el sistema nervioso central (SNC) de los bebés.

Actualmente, la lactancia no está contraindicada en lasusuarias de psicotrópicos como las benzodiacepinas.

Para el equipo del doctor Gideon Koren, del Hospital deNiños Enfermos de Toronto, en Canadá, el estudio "respalda larecomendación de comenzar la lactancia materna aunque la mujeresté tomando benzodiacepinas durante el posparto".

El equipo seleccionó 124 madres que se habían comunicado conel Programa Motherisk del hospital en el 2010 y el 2011 parapedir información sobre los efectos de las benzodiacepinas ensus bebés durante la lactancia.

Los fármacos más utilizados fueron lorazepam (el 52 porciento), clonazepam (el 18 por ciento) y midazolam (el 15 porciento).

Durante el seguimiento, los niños tenían entre dos y 24meses de edad (11 meses en promedio). Sólo el 1,6 por ciento delos bebés (dos de los 124) padecieron depresión del SNC. "Enambos casos, las madres tomaban fármacos que no son los máscomunes de esa clase", explica el equipo.

Una mujer dijo que había tomado 0,25 miligramos (mg) dealprazolam dos veces y que tomaba 50 mg diarios de sertralina y2,5 mg de zopiclona cada tres días. La otra mujer tomaba 0,25 mgde clonazepam dos veces por día y 1 mg diario de flurazepam,además de bupropion y risperidona.

La sedación de los bebés no estuvo asociada con las dosismaternas de las benzodiacepinas, las horas de lactancia o algunacaracterística demográfica.

La única diferencia significativa observada entre lasmujeres que habían observado efectos adversos en sus bebés y lasque no lo habían hecho fue la cantidad total de depresores delSNC consumidos.

Las madres de los bebés sedados ingerían unos 3,5medicamentos que causan depresión del SNC, comparado con unpromedio de 1,70 fármacos entre las mujeres sin preocupacionesasociadas con el uso de las benzodiacepinas durante lalactancia.

El 26 por ciento de las 124 madres participantes habíapadecido efectos adversos, como sedación, confusión, cefaleas,náuseas y vómitos. Esto fue más común en el grupo que másdepresores del SNC consumía.

En Journal of Pediatrics, el equipo escribe que se necesitanmás estudios sobre la penetración cerebral de lasbenzodiacepinas en los neonatos.

Por ahora, los autores aseguran que los resultados respaldanla continuación del tratamiento con benzodiacepinas durante lalactancia cuando sea necesario.

El equipo sostiene que reducir la cantidad de depresores delSNC durante la lactancia disminuiría aún más el riesgo de quelas mujeres y sus bebés desarrollen efectos adversos.

Los autores no manifestaron conflictos de interés. LaUniversidad de Ontario Oriental, La Red Canadiense deFarmacogenómica para la Seguridad Farmacológica y los InstitutosCanadienses de Investigación de la Salud financiaron el estudio.

FUENTE: Journal of Pediatrics, online 13 de abril del 2012

Más noticias en Política y Sociedad