Público
Público

Berlusconi califica de "sacrilegio" los fichajes del Real Madrid

El primer ministro italiano y propietario del Milán critica el pago de cantidades millonarias en tiempos de crisis

EFE

El primer ministro italiano y propietario del Milán, Silvio Berlusconi, dijo hoy que las cifras que han alcanzado los fichajes del Real Madrid y de otros clubes "en un momento de crisis como el actual parecen un sacrilegio". Berlusconi criticó los altos precios que se han pagado por algunos jugadores ante los medios italianos y agregó que se trata de "un sinsentido que hace llorar a todos los balances de los equipos de fútbol".

Por este motivo, el propietario del Milán pidió a los seguidores del club rossonero que no tomen como referencia las decisiones de mercado de esos equipos y del club blanco. Asimismo, aseguró que el centrocampista Andrea Pirlo se quedará en el Milán la próxima temporada, en contra de los rumores que habían circulado en las últimas semanas y que apuntaban una marcha del jugador al Chelsea

"Hemos recibido ofertas importantes, pero se queda en el Milán. Esa ha sido la petición principal de nuestro entrenador Leonardo, por lo que Andrea seguirá siendo nuestro centrocampista central", manifestó. Sobre las operaciones de mercado del club, señaló que "la sociedad ha dado la orden a Adriano Galliani [el vicepresidente] y ha puesto a su disposición los fondos necesarios para comprar a un delantero".

Hasta el momento la campaña de verano del Milán se ha saldado con el fichaje del central estadounidense Oguchi Onyewu, que militaba en el Standard de Lieja, mientras se frustraron sus intentos por el malí Mohamed Lamine Sissoko y el bosnio Edin Dzeko.

Uno de los principales objetivos en esta campaña de fichajes era el brasileño Luis Fabiano, que actualmente milita en el Sevilla, aunque el club español consideró que los 15 millones de euros que la sociedad milanesa estaría dispuesta a ofrecer por el jugador no era suficiente, según los medios italianos.

El club rossonero se desprendió este año de uno de sus jugadores insignia, el brasileño Kaká, por cuyo traspaso el Real Madrid pagó una cifra estimada en unos 65 millones, mientras que el jugador percibirá unos nueve millones de euros netos por temporada.

Más noticias de Política y Sociedad