Público
Público

Berlusconi: "Quiero perder siempre así"

El primer ministro italiano conserva su feudo de Milán y se atribuye la victoria en las elecciones municipales y provinciales de su país

PÚBLICO.ES

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, ha reaccionado de forma irónica a la valoración del centroizquierdista Partido Democrático (PD) respecto a las elecciones municipales y provinciales celebradas en Italia.

"¿Ha ganado el Partido Democrático? Entonces nosotros queremos perder siempre así", dijo Berlusconi en respuesta a las palabras del secretario del PD, Dario Franceschini, quien aseguró que el partido de centroderecha del Cavaliere, El Pueblo de la Libertad (PDL), estaba en franco declive.

En realidad, el centroizquierda conservó este fin de semana algunas de sus plazas fuertes, como la próspera Turín, mientras que el centroderecha ganó las provincias de Milán, ciudad a la que Berlusconi está muy vinculado, y Venecia.

No hubo elecciones en toda Italia, pero una parte importante del país eligió en segunda vuelta a sus representantes provinciales y municipales a los que estaban convocados más de diez millones de personas. Los comicios coincidieron con el referendo sobre la Ley Electoral, cuya abstención fue clamorosa, mientras que las administrativas registraron más participación: acudió a depositar su voto el 45% de los electores, informa EFE.

El PDL de Berlusconi venció en la provincia de Milán, una de las más importantes del país por su peso económico, y en otras provincias limítrofes con la capital industrial del país. Antes de las elecciones el centro izquierda gobernaba en 50 de las 59 provincias en juego, pero los comicios han entregado 34 de ellas al centroderecha. No obstante, su victoria ha sido más limitada que la que anunció el primer ministro durante la campaña de las elecciones europeas.

En el sur los partidos de centroderecha han perdido varias de las provincias que controlaban antes de los comicios, sobre todo algunas cercanas a la zona donde el pasado seis de abril un terremoto mató a más de 300 personas. Sin embargo, ha logrado arrebatar a la izquierda algunos de sus dominios en el sur, como las provincias de Nápoles, Salerno y Bari, entre otras.

El opositor Partido Democrático ganó en la provincia de Turín, otro de los motores industriales del país, y en el Ayuntamiento de Florencia, la simbólica capital de la Toscana. El principal aliado del Gobierno de Berlusconi, la Liga Norte de Umberto Bossi, logró la victoria en la provincia de Venecia, con una ligera ventaja sobre el Partido Democrático, y consolida así el crecimiento que ha experimentado desde las elecciones europeas celebradas hace dos semanas.