Público
Público

La Berrea del venado se consolida como un atractivo turístico otoñal en el Principado

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

La berrea del venado, que reúne cada año en esta época a muchas personas en la montaña asturiana para escuchar los fuertes bramidos de los ciervos en su época de celo, se consolida como un atractivo turístico otoñal que potencian especialmente algunos municipios del Principado.

Los concejos de Aller, Ponga, Caso y Sobrescobio, son algunos de los impulsores de este reclamo turístico, basado en las posibilidades que ofrecen las madrugadas y anocheceres de los meses de septiembre y octubre para escuchar la berrea del venado, conocido como "el canto del ciervo en celo".

La imagen es difícil de captar y la mayoría de los ojeadores se conforman con escuchar la berrea, bramido del cérvido que reclama a los demás machos para enfrentarse con el fin de alcanzar un mayor harén por la posesión de las hembras.

Los montes del Parque Natural de Redes, enclavado en los municipios de Caso y Sobrescobio, declarado Reserva de la Biosfera en 2001 por la UNESCO, y situado en el sector centro-oriental de la Cordillera Cantábrica, se convierten en uno de los escenarios preferidos por los visitantes para disfrutar de la berrea.

Pertrechados con prismáticos, cámaras de vídeo, de fotos y trípodes, los "cazadores de instantáneas" intentan conseguir el preciado trofeo que esconden las densos bosques y los abruptos montes del Principado, hábitat de estos escurridizos animales que rechazan cualquier contacto con los curiosos.

Es el momento más importante del atardecer, los machos citados se encuentran e izan sus cornamentas y chocan sus cuernas, entrelazando sus astas, en una batalla incruenta en la que el vencido malogra sus fuerzas y pierde su orgullo.