Público
Público

Blanco pone fecha al primer AVE en Galicia

El ministro de Fomento ha anunciado que será en 2011 cuando se ponga en servicio la primera línea, entre Ourense y Santiago

EFE

El ministro de Fomento, José Blanco, ha anunciado hoy que en 2011 se pondrá en servicio la primera línea de alta velocidad en Galicia, en concreto entre Ourense y Santiago, y que en 2012 estos trenes conectarán las principales ciudades gallegas.

Blanco ha hecho este anuncio en una rueda de prensa conjunta con el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, con quien se ha reunido durante más de dos horas para repasar el desarrollo de las infraestructuras gallegas, en especial el AVE que conectará esta comunidad con la meseta.

El ministro ha detallado todos los tramos que se licitarán y contratarán a lo largo de este año y en 2010, que supondrán un importe de más de 4.678 millones de euros, lo que le ha llevado a subrayar el importante esfuerzo inversor que se va a acometer para que los ciudadanos disfruten cuanto antes de la alta velocidad.

Blanco ha anunciado que en 2012 los trenes AVE circularán ya en las principales ciudades gallegas y las conectará entre sí y que a partir de ese año y hasta el 2015, cuando concluyan las obras de la alta velocidad, se podrán en marcha "una serie de trenes AVE con nueva tecnología que aprovecharán las ventajas de la alta velocidad".

Se trata, según ha explicado, de unos trenes híbridos universales, que podrán circular hasta 250 kilómetros hora en líneas electrificadas y hasta 180 kilómetros en líneas sin electrificar.

Ha explicado que al introducir la nueva tecnología de Alta Velocidad, los trayectos entre Madrid y Santiago, Madrid-A Coruña, Madrid-Vigo y Madrid-Lugo, experimentarán una reducción de tiempos que oscilarán entorno a la hora y tres cuartos y las dos horas y media, respecto a los tiempos de viaje actuales.

Blanco ha dicho que en 2014 se podrán en servicio el trayecto Zamora-Puebla de Sanabria y, a finales de 2015, el resto del trayecto, que va desde Puebla de Sanabria a Ourense, completando para esa fecha la ejecución de la Alta Velocidad a Galicia, incluida la línea Ourense-Lugo, y Ourense-Vigo.

En materia de carreteras, Blanco ha asegurado que mantiene su compromiso de que la autovía del Cantábrico (A-8), en su parte gallega, estará terminada esta legislatura. En este sentido, ha señalado que su departamento está estudiando distintas soluciones para solventar los problemas geotécnicos sobrevenidos en el tramo Mondoñedo-Lindin.

Por otra parte, Blanco ha anunciado que el Ministerio está en disposición de realizar la transferencia a la Xunta de Galicia de la titularidad de la carretera AP-53 y que, para ello, se va a constituir una comisión técnica para analizar las condiciones de la misma.

Al término de la reunión, Blanco y Feijóo ha coincidido en que el acuerdo alcanzado hoy abre una nueva etapa en las relaciones entre el Ministerio de Fomento y la Xunta de Galicia, y permite la recuperar la confianza entre ambas administraciones, en palabras del presidente gallego.

Núñez Feijóo, por su parte, ha destacado el "clima de cordialidad" que ha presidido esta reunión y, sobre todo, el "éxito claro" por acuerdo alcanzado en esta reunión que se formalizará por escrito en las próximas semanas.

Más noticias de Política y Sociedad