Público
Público

La bolsa baja el 2,21% y acaba en 13.300 puntos por la caída del sector financiero

EFE

La bolsa española perdió hoy el 2,21 por ciento y acabó en el nivel de 13.300 puntos, afectada por las pérdidas del sector financiero y la caída de las plazas internacionales.

El índice de referencia del mercado nacional, el Ibex-35, cayó 300,90 puntos, el 2,21 por ciento, el mayor retroceso desde el pasado 17 de marzo, y terminó el día en 13.300 puntos.

Por su parte, el índice general de la Bolsa de Madrid bajó el 2,04 por ciento; el Ibex Medium, el 1,49 por ciento, y el Ibex Small Caps, el 1,04 por ciento.

En Europa, con el euro en 1,551 dólares, París bajó el 1,58 por ciento; Milán, el 1,53 por ciento; Fráncfort, el 1,24 por ciento, y Londres, el 0,76 por ciento.

El cierre neutro de Wall Street en la sesión del viernes permitió que la bolsa española mantuviera en la apertura el nivel de 13.600 puntos.

Pero en una hora perdía el 1,5 por ciento y bajaba a 13.400 puntos, en lo que influía la caída del sector financiero tras conocerse que el fondo de capital riesgo Texas Pacific Group (TPG) había salido al rescate del banco hipotecario británico Bradford & Bingley al comprar el 20 por ciento de su capital.

La bolsa no podía separarse de ese nivel, a pesar del abaratamiento del petróleo -a mediodía el Brent bajaba a 125,5 dólares, frente a los 128 de la apertura- y a que el Fondo Monetario Internacional revisaba al alza las previsiones de crecimiento de la zona euro este año, del 1,4 al 1,75 por ciento,

El leve descenso de la actividad fabril en la zona euro en mayo tampoco perturbó a la bolsa, que perdió la cota de 13.400 puntos antes de la apertura de Wall Street.

En la acentuación de la caída influía el secretario del Tesoro estadounidense, Henry Paulson, que al decir que todavía no se habían apaciguado las turbulencias financieras perjudicó a la bolsa española, dado que el mercado neoyorquino abrió con una caída cercana al 1 por ciento.

Wall Street, afectado por el mal comportamiento del sector financiero, ignoraba la subida de un punto de la actividad industrial estadounidense -el índice ISM manufacturero pasaba de 48,6 a 49,6 puntos- en mayo y la pequeña caída del 0,4 por ciento del gasto en construcción en abril.

Tras conocerse estos datos, el Brent subió a 129 dólares y la bolsa perdía el nivel de 13.300 puntos, que podía mantener al final de la sesión.

Todos los grandes valores bajaron: Iberdrola cedió el 3,66 por ciento, la segunda mayor caída del Ibex, afectada por el precio que podría pagar por British Energy, mientras que Telefónica bajó el 2,38 por ciento; Repsol, el 2,26 por ciento; Banco Santander, el 2,24 por ciento, y BBVA, el 1,81 por ciento.

Iberia comandó las pérdidas del Ibex con una bajada del 4,27 por ciento al reconocer que podría descender la ocupación de sus vuelos y por las pérdidas que puede afrontar el sector por el elevado precio del petróleo.

A continuación se situó Iberdrola, mientras que ACS cayó el 3,63 por ciento; Banesto, el 3,38 por ciento, y Bolsas y Mercados Españoles, el 3,25 por ciento, después de que anunciara que el volumen de negociación bursátil había caído el 29 por ciento en mayo.

De las tres empresas del Ibex con ganancias, Ferrovial ganó el 1,88 por ciento tras anunciar que había refinanciado la deuda de su filial británica BAA, mientras que Cintra subió el 0,81 por ciento, y Red Eléctrica, el 0,11 por ciento.

En el mercado continuo destacó la caída de Dinamia, el 6,7 por ciento, mientras que Funespaña lideró las ganancias con una subida del 9,4 por ciento.

La rentabilidad de la deuda española a largo plazo bajaba cinco centésimas, hasta el 4,56 por ciento. En el mercado continuo se negociaron 4.445 millones de euros, de los que algo más de 800 procedieron de operaciones efectuadas por inversores institucionales.

Más noticias de Política y Sociedad