Público
Público

La bolsa baja el 1,81 y cae hasta 12.600 puntos por el retroceso de las plazas mundiales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La bolsa española perdió hoy el 1,81 por ciento y cayó hasta 12.600 puntos, preocupada por la evolución de la economía estadounidenses y el retroceso de las plazas internacionales.

El índice de referencia del mercado nacional, el Ibex-35, bajó 232,40 puntos, el 1,81 por ciento, y acabó la sesión en 12.630,10 puntos. En el transcurso del año pierde el 16,81 por ciento.

Por su parte, el índice general de la Bolsa de Madrid cedió el 1,64 por ciento; el Ibex Small Caps, el 2,01 por ciento, y el Ibex Medium, el 1,41 por ciento.

En Europa, con el euro en 1,521 dólares, Fráncfort cedió el 2,17 por ciento; Milán, el 1,58 por ciento; París, el 1,41 por ciento, y Londres, el 0,87 por ciento.

El cierre neutro del mercado neoyorquino en la sesión precedente animó a los inversores en el comienzo de sesión, en el que la bolsa subía ligeramente y conseguía superar el nivel de 12.900 puntos.

Con la colaboración de las plazas europeas, la bolsa española ignoraba el aumento del paro nacional en 53.000 personas en febrero y conseguía mantenerse con ganancias durante cerca de dos horas, para descender luego al nivel de 12.800 puntos.

El aumento del 2,6 por ciento del PIB de la zona euro en 2007, dos décimas menos que el año anterior, no influyó demasiado en la evolución de la bolsa, que miraba de reojo al precio del petróleo Brent, que se superaba 101 dólares por barril.

El aviso del recorte de las previsiones de beneficios de Intel pesaba en el ánimo de los inversores y la bolsa se recostaba sobre la cota de 12.700 puntos hasta la apertura de Wall Street.

La petición a la banca del presidente de la Reserva Federal -banco central estadounidense-, Ben Bernanke, para que no apremien en el cobro y la ejecución de hipotecas, y su advertencia sobre la bajada del precio de la vivienda no fue bien recibida por el mercado.

La bolsa perdió el soporte -nivel que limita las caídas- cercano a 12.700 puntos y cayó hasta 12.580, sin que el recorte del precio del petróleo de 101,5 a 97,5 dólares sirviera para enderezar el rumbo de la bolsa, aunque al final de la sesión reducía sus pérdidas.

De los grandes valores sólo subió Iberdrola, el 1,5 por ciento, mientras que Repsol cedió el 3,82 por ciento; Telefónica, el 2,39 por ciento, BBVA, el 2,09 por ciento, y Banco Santander, el 1,71 por ciento.

El principal descenso del Ibex correspondió a Cintra, que cedió el 5,75 por ciento, en tanto que Sacyr continuó con cayendo y perdió el 5,74 por ciento.

Inmobiliaria Colonial, con la cotización suspendida, caía el 5,69 por ciento al concluir el plazo para que los principales accionistas de la compañía y un fondo de Dubai suscribieran un acuerdo de venta, en tanto que GCC cedió el 4,08 por ciento.

Con pérdidas comprendidas entre el 3 y el 4 por ciento acabaron cinco compañías: Repsol; Gas Natural (3,69 por ciento); Acciona (3,26); Bankinter (3,24) y Banesto (3,02).

Al igual que ayer, sólo tres compañías del Ibex concluyeron la sesión con ganancias: Ferrovial, a pesar de la rebaja de la calificación crediticia de la deuda de su filial BAA, ganó el 2,88 por ciento; Grifols, el 2,28 por ciento, e Iberdrola.

En el mercado continuo destacó la caída de Sol Meliá, el 10,07 por ciento, perjudicada por un informe negativo, mientras que Española de Zinc avanzó el 9,37 por ciento tras comunicar que había triplicado su facturación y registrado unas pérdidas cercanas a 13 millones de euros el ejercicio pasado.

La rentabilidad de la deuda española a largo plazo bajaba tres centésimas y se situaba en el 4,01 por ciento.

El efectivo negociado en el mercado continuo ascendió a 4.063 millones de euros, de los que 250 millones procedieron de operaciones pactadas entre inversores institucionales.