Público
Público

Las bolsas europeas cerraron el peor trimestre de los últimos 21 años

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las bolsas europeas cerraron hoy el peor trimestre de los últimos 21 años, por el temor a un fuerte debilitamiento económico global, y acumulan unas pérdidas alrededor del 17 por ciento.

El índice EuroSTOXX 50, que aglutina los principales valores de la zona del euro, cerró hoy con una bajada del 0,4 por ciento, hasta 3.628,06 unidades, y retrocede este año un 17,5 por ciento.

Al mismo tiempo, el STOXX 600 perdió un 0,2 por ciento, hasta 305,92 puntos, y cede en lo que va de año un 16,1 por ciento.

Los mercados de valores europeos se recuperaron en la tarde parcialmente de las pérdidas sufridas por la mañana tras la publicación del aumento del índice de gestores de compras del sector manufacturero de Chicago hasta 48,2 puntos, frente a los 44,5 puntos de febrero.

Además, los operadores mantuvieron posiciones de cautela antes de conocer el informe laboral estadounidense de marzo, que se publicará el viernes.

El FTSE 100 de Londres subió un 0,2 por ciento, hasta 5.702,10 puntos, frente al cierre del viernes, y el CAC 40 de París ganó un 0,2 por ciento, hasta 4.707,07 enteros.

El DAX 30 de Fráncfort cedió un 0,4 por ciento, hasta 6.534,97 unidades, mientras el Ibex-35 de Madrid cayó un 1,3 por ciento, hasta 13.269 enteros.

En Europa, el sector más lastrado en bolsa hoy fue el de telecomunicaciones, con una caída del 2 por ciento, después de que que Morgan Stanley redujera el precio objetivo de las grandes "telecos"

La alemana Deutsche Telekom bajó un 1,6 por ciento, la española Telefónica cayó un 1,8 por ciento y France Telecom lo hizo un 0,5 por ciento.

El sector bancario estuvo lastrado hoy por un estudio del banco estadounidense Merrill Lynch, que pronosticó nuevas depreciaciones para el banco suizo UBS, y perdió en Europa un 0,6 por ciento.

En los tres primeros trimestres del año los buenos resultados dados a conocer por muchas compañías no lograron compensar los efectos negativos que perjudicaron a los mercados de valores como el temor a que EEUU entre en recesión, las depreciaciones de las carteras de valores de algunos bancos, el encarecimiento del petróleo y la fortaleza del euro.

El pasado 17 de marzo la moneda única europea batió un récord frente al "billete verde" al cotizar a 1,5906 dólares, pero en las últimas dos semanas perdió algunas posiciones de nuevo.

Para evitar que la mayor economía del mundo entre en recesión, la Reserva Federal estadounidense (Fed) recortó en enero y en marzo los tipos de interés en 2 puntos porcentuales, hasta el 2,25 por ciento.

Sin embargo, el Banco Central Europeo (BCE) mantuvo la tasa rectora en el 4 por ciento.

En una acción coordinada y liderada por la Fed, el banco central estadounidense, el BCE, el Banco de Canadá, el Banco de Inglaterra y el Banco Nacional Suizo decidieron inyectar de nuevo liquidez adicional en dólares debido al aumento de las presiones en los mercados de dinero.

Los mercados de valores reaccionaron con ascensos a corto plazo a esta medida.