Público
Público

La bomba estaba compuesta por 60 kilos de explosivo

EFE

La furgoneta-bomba que ETA ha hecho estallar esta madrugada contra el Real Club Marítimo del Abra, en la localidad vizcaína de Getxo, estaba cargada con 60 kilos de explosivo, de tipo aún por determinar, ha informado a EFE un portavoz del departamento vasco de Interior.

El vehículo en el ETA montó el artefacto, cuya procedencia investiga la Ertzaintza, era un Citroen Berlingo, el mismo modelo que la furgoneta-bomba utilizada en el atentado del pasado día 14 contra la casa cuartel de la Guardia Civil en Legutiano (Álava), en el que fue asesinado el agente Juan Manuel Piñuel Villalón.

La explosión de la bomba de hoy, junto al Real Club Marítimo del Abra, ha causado un cráter en el suelo de dos metros de diámetro y 30 centímetros de profundidad, según Interior.

La Ertzaintza, que continúa la investigación del atentado con la recogida de evidencias en el lugar, ha explicado que el artefacto estaba dirigido contra el edificio para "causar los mayores daños posibles", ha indicado la misma fuente.

La bomba, según Interior, era similar a la localizada el pasado 31 de enero en un camino vecinal del barrio de Andra Mari, de la misma localidad de Getxo, dentro de un barril metálico de cerveza.

En aquella ocasión se encontraron alrededor de 30 kilos de explosivo, "posiblemente amonal o amosal", a la que se había añadido un cordón detonante, lo que en su momento se interpretó como una entrega de material entre miembros de ETA.

Más noticias de Política y Sociedad