Público
Público

Bombardeos y duros combates entre el Ejército sirio y los rebeldes en Latakia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La zona siria de Al Hafa, en la provincia mediterránea de Latakia, fue blanco hoy de los bombardeos del régimen de Damasco y de duros combates entre el Ejército y los rebeldes, que se saldaron con al menos nueve muertos, según la oposición.

Un portavoz del Ejército Libre Sirio (ELS), el coronel Sami al Kurdi, informó a Efe por teléfono de que las tropas atacaron con proyectiles de mortero y helicópteros las poblaciones de esta zona, en el noroeste de Siria.

Tras estos ataques, los uniformados irrumpieron en varias aldeas, causando nueve muertos, entre ellos dos miembros del ELS, agregó el coronel rebelde.

De acuerdo a las informaciones del opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos, además de las víctimas mortales civiles y de los insurrectos, unos quince soldados perecieron en los combates desatados entre ambos bandos, lo que no ha sido confirmado por las autoridades.

Este grupo explicó en un comunicado que la situación es ahora de relativa calma en la mayoría de las poblaciones de Al Hafa, donde cerca de 40 soldados desertaron y se unieron a las filas rebeldes.

Además, las fuerzas gubernamentales continuaron sus bombardeos, por cuarto día consecutivo, contra las localidades de Hula, Al Qaryatein y Al Rastan, ubicadas en la provincia central de Homs, así como contra zonas de la región de Hama.

El portavoz del ELS señaló que el ejército del régimen empleó helicópteros y tanques en esos ataques, que afectaron también anoche al barrio de Al Qusor de la ciudad de Homs, uno de los principales bastiones de las revueltas.

"Esos ataques brutales pretenden castigar a los civiles que participaron en las protestas contra el régimen. Hasta ahora (el presidente) Bachar al Asad no quiere entender que el pueblo no lo quiere", dijo el coronel rebelde.

Por otra parte, Al Kurdi precisó que trece miembros de las Fuerzas Armadas sirias, entre ellos un general y un coronel, desertaron en los últimos dos días y se unieron a los insurgentes.

Entre los disidentes figura el director de las operaciones en la localidad de Al Hafa, general Abdulrazak al Husein, y el coronel Sami Mohamed Ali, que pertenece a una de las unidades militares en la localidad de Talkalaj (Homs).

La violencia se ha recrudecido en Siria desde la masacre de Hula, perpetrada el pasado 25 de mayo, que ha llevado a los rebeldes en el interior de Siria a romper su compromiso con el alto el fuego, que entró en vigor el 12 de abril, y ha sido violado con asiduidad.

Solo en esta jornada, el grupo opositor Comités de Coordinación Local (CCL) informó de la muerte de una treintena de personas, la mayoría en Latakia, pero también en Idleb (norte) y Homs.

El conflicto que comenzó en Siria entre la oposición y el régimen en marzo de 2011 ha causado, según la ONU, más de 10.000 muertos, 230.000 los desplazados internos y 60.000 refugiados en países limítrofes.