Público
Público

El bono español a diez años toca el máximo desde la entrada en el euro

La prima alcanza los 528 puntos básicos, el Ibex apenas sube un 0,09% y Fitch aplica una bajada masiva de la calificación de la deuda a largo plazo de 18 bancos españoles

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los mercados siguen sin digerir bien el rescate de la banca española. La rentabilidad del bono de deuda española a diez años ha subido hoy hasta el 6,71% al cierre y ha llegado a superar el 6,8% durante la sesión, lo que lo sitúa en su nivel más alto desde la entrada en el euro. La prima de riesgo española (que mide el diferencial entre la rentabilidad del bono alemán y el nacional) se alzaba hoy hasta los 528 puntos básicos, mientras la deuda germana a diez años repuntaba hasta el 1,42% de interés, desde el 1,31% previo.

Según los analistas, sobre la deuda pesa la falta de detalles de la ayuda española a la banca y la incertidumbre acerca del resultado de las elecciones griegas del domingo, a lo que se ha sumado en la tarde de hoy la rebaja de la nota de 18 bancos españoles por parte de la agencia de medición de riesgos Fitch.

Durante la tarde, la prima de riesgo ha anotado un máximo intradía de 543 puntos básicos mientras la rentabilidad del bono a diez años alcanzaba su punto más alto desde la entrada de España en el euro, el 6,84%. También se encarecían los seguros que contratan algunos inversores para protegerse ante un posible impago de España, hasta situarse cerca de su máximo histórico.

Los seguros de impago de deuda (credit default swap o CDS) relativos a los bonos a diez años de España para cubrir la posibilidad de impago de 10 millones de dólares se cambiaban al cierre de hoy a 552.130 dólares anuales. Tal y como explica el equipo de estrategia de Self Bank, parece que los inversores aún no tienen claro cómo interpretar la ayuda ofrecida por el Eurogrupo a España para recapitalizar la banca.

En los próximos días, prosigue el análisis, los mercados tomarán posiciones a medida que se conozcan los detalles del plan de ayuda, y por supuesto, cuando se despejen las dudas que hay de cara a las elecciones del próximo domingo en Grecia. El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Vítor Constancio, ha confiado hoy en que los mercados reconocerán con el tiempo que la ayuda al sector financiero 'ha contribuido a estabilizar la situación en España'. La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, apuntaba en una entrevista que hay que salvar el euro 'en menos de tres meses'.

En la tarde de hoy, Fitch rebajaba la nota de 18 entidades financieras españolas, como consecuencia de la rebaja de la calificación de España la pasada semana. El equipo de analistas de Bankinter apuntaba hoy que Italia está también en el punto de mira de los mercados y, en ese sentido, su prima de riesgo subía hasta los 475 puntos básicos. Sin embargo, el riesgo país irlandés bajaba hasta los 586 puntos básicos y el portugués, hasta los 919 puntos.

El Ibex 35 subió hoy un 0,09% (a pesar del encarecimiento del bono de deuda a diez años) y cerró en 6.523 puntos, lo que implica unas pérdidas del 23,86% desde principios de año, mientras la prima de riesgo se situaba en 529 puntos básicos. Todos los bancos que cotizan en el Ibex cerraban hoy en negativo después de la rebaja de Fitch, en línea con la degradación la semana pasada de la nota de España. El Índice General de la bolsa de Madrid ganaba hoy un 0,08%, con lo que reduce las pérdidas desde principios de año al 22,69%.

La bolsa española comenzó la sesión con altibajos condicionada por la bajada de Wall Street en la jornada anterior y por las dificultades en el mercado de deuda, donde la prima de riesgo española abría de nuevo por encima de los 500 puntos básicos. El riesgo país llegaba a los 530 puntos básicos después de que Fitch comentara que España no cumplirá los objetivos de déficit ni este año ni el próximo, un factor que perjudicaba a la bolsa española, igual que la caída del precio del barril de crudo de Brent, que se cotizaba a 97 dólares hoy.

Sin embargo, el Ibex se mantenía en positivo gracias a la Asociación Internacional de Permutas y Derivados (ISDA), que considera improbable que haya que pagar los seguros de impago de deuda españoles. A esto se ha unido la confianza de la Comisión Europea en que la unión bancaria estará lista dentro de un año, el éxito de la subasta de deuda griega y la apertura en positivo de Wall Street.

Pero el selectivo español acababa decantándose por las pérdidas poco antes del cierre, lastrado por la caída de las exportaciones y del precio de las importaciones estadounidenses, la rebaja de Fitch, el encarecimiento de la deuda española y la debilidad del euro, que cotiza de nuevo por debajo de los 1,25 dólares. Además, según los expertos, los inversores están a la espera de conocer los detalles de la ayuda a la banca española y el resultado de las elecciones griegas del domingo, donde podrían vencer los grupos políticos opuestos al rescate.

El valor más bajista del Ibex en la sesión de hoy ha sido Bankinter, con un descenso del 4,64%, seguido de OHL (4,05%) y Banco Popular (3,55%), mientras que los mayores avances eran para Telefónica (1,64%), Iberdrola (0,9%) y Arcelormittal (0,54%). Por lo que respecta al resto de grandes valores, Repsol YPF ha subido hoy un 0,44% e Inditex, un 0,3%, mientras que Banco Santander bajaba un 0,39% y BBVA, un 0,16%.

Los avances más destacados del mercado continuo han sido para Solaria (21,33%) y Urbas Guadahermosa (7,69%), mientras que las mayores pérdidas eran para Inmobiliaria Colonial (-10,43%) y Corporación Dermoestética (-9,09%). En la sesión de hoy se han intercambiado títulos por valor de 3.484 millones de euros, de los que 331 millones correspondían a Banco Santander y 213 millones, a BBVA.