Público
Público

Bono evita "mojarse" sobre el Estatut en Barcelona y pide "tranquilidad"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Congreso, José Bono, ha evitado hoy "mojarse", en una conferencia en Barcelona, sobre la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) relativa al Estatut y se ha limitado a reclamar "tranquilidad, prudencia y paciencia".

"No está el día para mojarse. Se baña uno sobre todo en verano", ha ironizado Bono al término del desayuno-coloquio organizado por el Fórum Europa, para eludir hacer declaraciones sobre el Estatut, un día después de que doce diarios catalanes publicasen un editorial conjunto en defensa de la dignidad de Cataluña ante la sentencia.

Al inicio de su conferencia, Bono ya ha admitido con cierta sorna que la casualidad había querido que la fecha de su acto en Barcelona coincidiese precisamente con el momento más caliente de la polémica sobre la sentencia de TC: "Si yo hubiese elegido el día para venir a Barcelona para dar una conferencia no hubiese elegido hoy".

Consciente de que su responsabilidad como presidente del Congreso le "impide formular ese criterio en público" y le exige "prudencia", Bono ha recordado que en democracia "el único imperio digno de ser atendido es el imperio de la ley", ha añadido que la Constitución ha pasado otras veces "por momentos de dificultad y complicación", que siempre "han sido resueltos", y ha reclamado "tranquilidad".

"Evocar la tranquilidad en este caso puede ser llamativo, pero sigamos teniendo tranquilidad, prudencia y paciencia, porque tengo el convencimiento de que la Constitución nos volverá a ofrecer frutos en favor de la convivencia", ha remachado.

"Tengo acreditada la capacidad de iniciar debates pero éste no me toca avivarlo", ha sentenciado.

La presentación de Bono en el coloquio ha corrido a cargo del portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, que le ha dedicado elogiosas palabras: "Es el mejor presidente del Congreso de los Diputados que he tenido", ha asegurado.

Duran ha descrito a Bono como un "personaje muy especial", "amable", "atractivo", un "político de raza", "dialogante" y directo, cuyas convicciones católicas "más de una vez" le han valido la incomprensión entre las propias filas socialistas.

La conferencia de Bono ha reunido a una nutrida representación de la clase política catalana: entre los 200 comensales se encontraban la vicepresidenta del PSC Manuela de Madre, la consellera Mar Serna, el delegado del Gobierno en Cataluña, Joan Rangel, el presidente de CiU, Artur Mas, los dirigentes del PP Jorge Fernández Díaz y Alicia Sánchez-Camacho, el presidente del Parlament, Ernest Benach, el jefe de filas de ERC en el Congreso, Joan Ridao, y Albert Rivera, de C's.

Bono ha dicho sentirse "conmovido" por tan destacada asistencia y ha hecho mención aparte de la presencia en el desayuno del abad de Montserrat: "Me faltan palabras para agradecérselo", ha comentado.

Más noticias en Política y Sociedad