Público
Público

Los británicos conocerán hoy los resultados de las elecciones europeas

EFE

Los resultados de las elecciones europeas celebradas el pasado jueves en el Reino Unido se conocerán hoy, aunque la incógnita reside en la magnitud de la derrota laborista.

El partido del primer ministro, Gordon Brown, fue derrotado en toda regla en las elecciones locales inglesas celebradas el mismo día que las europeas y en la que perdió todos sus viejos feudos a manos sobre todo de los conservadores.

Según proyecciones de la BBC, si se extrapolaran los resultados de esos comicios locales a unas elecciones generales, los "tories" (conservadores) obtendrían un 38 por ciento de los votos, los liberal-demócratas un 28 por ciento mientras que los laboristas tendrían que contentarse con un 23 por ciento.

La vicepresidenta del Partido Laborista, Harriet Harman, calificó los resultados del jueves de "decepcionantes" y los explicó por la irritación de los electores por el escándalo de los abusos de los gastos parlamentarios y los efectos de la recesión económica.

El batacazo puede ser aún peor en los comicios europeos, en los que los británicos debían elegir a los 72 diputados que les corresponden en el nuevo Parlamento de Estrasburgo.

Todas los sondeos previos apuntaban a que una vez más los laboristas serían los más castigados por los votantes tanto por el escándalo parlamentario como por la gestión de la crisis económica.

El primer ministro, Gordon Brown, que tuvo que adelantar esta semana el previsto reajuste de su gabinete ante la defección de media docena de sus ministros, se enfrenta además a una rebelión interna de su partido.

En las anteriores europeas del 2004, los "tories" fueron la fuerza más votada, con un 26,7 por ciento de los sufragios, seguidos de los laboristas, con el 22,6 por ciento, el antieuropeo UKIP, con un 16,1 por ciento, y los liberal-demócratas, con un 14,9 por ciento.

Queda por saber el impulso que habrán cobrado gracias al escándalo parlamentario los pequeños partidos como el UKIP o el xenófobo y racista British National Party (BNP), que podría incluso conseguir su primer escaño en Europa.

Más noticias de Política y Sociedad