Público
Público

Brown accede a enviar otros 1.000 soldados a Afganistán

El Reino Unido secunda la petición de tropas de la OTAN a pesar de las críticas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Reino Unido se prepara para enviar un contingente de mil soldados más a Afganistán, lo que elevaría el número de efectivos hasta un total de 10.000, según desveló ayer el diario conservador británico The Daily Telegraph.

Esta intención del Gobierno se ha conocido sólo dos días después de que se filtrara a la prensa el informe del general norteamericano StanleyMcChrystal, encargado de las operaciones aliadas en Afganistán. En este documento se afirma que aumentar las tropas significaría una reducción en las bajas de la ISAF, la misión internacional desplegada en suelo afgano bajo mando de la OTAN.

La oposición liberal demócrata decide exigir que las tropas vuelvan en 2010

Hace dos días que murió el último soldado británico en el país asiático, pero el primer ministro británico, Gordon Brown, no tiene miedo a las críticas que están por llegar. Ayer mismo, el Partido Liberal Demócrata acordó, durante su congreso anual, promover una iniciativa para exigir al Gobierno la retirada de las tropas para finales de 2010, justo cuando Brown cree que los británicos empezarán a ganar la guerra.

Tanto Brown como su ministro de Defensa, Bob Ainsworth, esperaban la publicación del informe de McChrystal para poner en marcha la operación, informó ayer el diario The Times.

Londres cree que el año próximo se empezará a ganar la guerra

La idea del primer ministro, muy reacio en un principio a aumentar el contingente por encima de los 9.000 soldados actuales, es que este nuevo envío de tropas pueda aliviar la carga de trabajo de los militares y acelerar el entrenamiento del Ejército afgano, una tarea crucial para la misión de la OTAN.

En un discurso el pasado4 de septiembre, Brown ya adelantó parte de esos planes. El primer ministro explicó que la Alianza pretende que las fuerzas de seguridad afganas pasen de los 80.000 hombres actuales a 134.000 en los próximos dos años. También reiteró que Reino Unido estaría dispuesto a adelantar esa fecha al otoño de 2010, pero el líder laborista no va a tener nada fácil sacar adelante unnuevo envío de tropas.

Desde la invasión de Afganistán en 2001 han muerto 217 soldados británicos, aunque el 25% ha perecido en los últimos cuatro meses. Esta sangría es la que utiliza el Partido Conservador para acusar al Ejecutivo de no invertir lo suficiente en la protección de los soldados. Aun así, los gastos se han disparado. Según Brown, cada militar en Afganistán le cuesta al Estado unos 450.000 euros anuales, cuando en 2006 eran 200.000.

Sin embargo, el reto del Gobierno no es ahora convencer a la oposición de que el gasto es adecuado y de que la misión es prioritaria, sino evitar que los liberal demócratas saquen adelante su iniciativa.

En una entrevista concedida a la cadena estadounidense CNN, el presidente Zapatero consideró también que es necesario aumentar la presencia militar en Afganistán como pide la OTAN y recordó que el Congreso aprobó esta semana el envío de 220 soldados más. Zapatero, que explicará esta posición a Obama en la entrevista que mantendrán ambos el 13 de octubre en la Casa Blanca, precisó que el presidente de EEUU “sabe que España está comprometida con Afganistán y lo seguirá estando”. Asimismo, aseguró que la acción militar, no obstante, debe estar acompañada por la acción política y por la cooperación en “una estrategia más amplia en el orden internacional”. “Si avanzamos en el proceso de paz en Oriente Medio -añadió- estaremos acortando el tiempo de ver un Afganistán estable, seguro y democrático”.