Público
Público

Brown dice que una UE "mundial y unida" puede cambiar las cosas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer ministro británico, Gordon Brown, llama a la Unión Europea (UE) a convertirse en un "actor global" y considera que "la Europa mundial" y "unida" que trabaje en los grandes retos que afronta el planeta es "capaz de cambiar fundamentalmente las cosas".

Después de centrarse en sí misma y su organización desde hace una o dos décadas, y ahora que el Tratado de Lisboa ha fijado su funcionamiento a 27 miembros, la UE debe "posicionarse de cara al exterior" en el contexto de la economía globalizada, afirma Brown en una entrevista con el vespertino "Le Monde", con motivo de la visita hoy del presidente francés, Nicolas Sarkozy, al Reino Unido.

Para Brown, Europa debe construir una sociedad capaz de afrontar los cambios climáticos, la lucha contra el terrorismo, los Estados fuera de la ley internacional y la pobreza, y estar en condiciones de crear "una cooperación económica entre los países ricos y pobres".

El jefe del Gobierno británico considera que la UE puede ser "líder" en materia medioambiental, liderar la batalla "contra el terrorismo y la inestabilidad", y estar en la vanguardia de la creación de una sociedad integradora, "donde todas las poblaciones se beneficien de la prosperidad".

El hecho de que el Reino Unido esté fuera de la zona euro y del sistema de Schengen no le deja al margen de las fuerzas motrices del futuro desarrollo europeo que son "el mercado único, el medio ambiente y, por supuesto, el papel de Europa en el mundo", afirma.

Preguntado sobre si apoya la candidatura de su predecesor, Tony Blair, a la presidencia del Consejo Europeo, contestó: "por supuesto".

Brown, que se reunirá mañana con el presidente francés, explica que él y Sarkozy comparten la "misma visión del mundo globalizado".

Confirmó que los dos países van a trabajar en "tándem" para impulsar reformas en la ONU, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM), creados después de la II Guerra Mundial y que ya no se corresponden con los desafíos actuales.

A su juicio, el FMI puede convertirse en "un sistema de alerta contra las crisis" y el BM en "un banco que financia proyectos para el medio ambiente y el desarrollo", ya que "ninguna" organización corresponde hoy a estas necesidades.