Público
Público

Brown pide a la comunidad internacional que actúe contra el régimen birmano

EFE

El primer ministro británico, Gordon Brown, afirmó hoy que "la comunidad internacional tiene que actuar" contra el régimen militar de Birmania tras la nueva condena impuesta a la líder del movimiento demócrata birmano, Aung San Suu Kyi, declarada hoy culpable de quebrantar su arresto domiciliario.

Brown hizo un llamamiento al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para que "responda con determinación" al veredicto contra la premio Nobel de la Paz y abogó por que la ONU imponga un embargo de armas contra la junta militar de Birmania.

El primer ministro británico, que desde hace años defiende la causa de la líder opositora birmana, afirmó en una declaración difundida por Downing Street que está "apenado y enfadado" por una condena que consideró fruto de un "juicio farsa".

La condena, declaró, es una prueba más de que el régimen militar de Birmania tiene la intención de seguir "desafiando a la opinión internacional" y de que no permitirá que Suu Kyi participe en las elecciones anunciadas para el año que viene.

"Mientras Aung San Suu Kyi y otros opositores políticos sigan detenidos, y mientras no puedan participar plenamente en el proceso político, las elecciones previstas para 2010 no tendrán credibilidad ni legitimidad", añadió Brown.

El primer ministro reiteró que su Gobierno "responderá positivamente a cualquier indicio de progreso sobre una reforma democrática en Birmania", pero consideró que los generales birmanos lo han descartado explícitamente con la condena de hoy.

Brown expresó su solidaridad con la líder opositora, a quien definió como "la cara humana de la tragedia de Birmania, y con "la gente de Birmania que está sufriendo cada día".

Más noticias de Política y Sociedad