Público
Público

Bruselas avisa a Merkel de que vigilará las ayudas a Opel

José Blanco pide al PP "patriotismo" y que interceda ante Alemania

JESÚS MORENO

La Comisión Europea (CE) no permitirá que ningún país condicione las ayudas públicas a Opel a que esta mantenga las fábricas y los puestos de trabajo en su territorio. El mensaje va especialmente dirigido a Alemania, a la que advirtió ayer de que "estudiará" si ha añadido "condiciones no financieras" a sus ayudas a Opel.

El Ejecutivo comunitario se mostró tajante en un comunicado, al sostener que "no aceptará" que la ayuda estatal esté condicionada "por la implementación de un plan de negocios previamente discutido o negociado con los Estados miembros" para mantener la actividad de las fábricas en una "distribución geográfica determinada".

El portavoz comunitario de Competencia, Jonathan Todd, consideró que "los planes de reestructuración de Opel" únicamente deben destinarse a "garantizar la viabilidad de la empresa en el futuro".

Mientras tanto, sigue creciendo la tensión entre los trabajadores europeos afectados por el proceso de compra de Opel por el fabricante canadiense Magna. Alrededor de 5.000 trabajadores se manifestaron ayer en Amberes (Bélgica) contra el posible cierre de la planta en la ciudad.

Blanco pide patriotismo al PP

A la marcha acudieron representantes sindicales de todos los países europeos en los que Opel tiene instalaciones, incluidos los representantes de los trabajadores de la fábrica española de Figueruelas.

Respecto a la factoría zaragozana, el ministro de Fomento, José Blanco, ha pedido al Partido Popular que interceda ante la canciller alemana, Ángela Merkel, para convencerla de que "coopere" para que "Figueruelas mantenga el máximo empleo". "Pido al PP que haga un ejercicio de patriotismo", dijo Blanco, "ya que este partido no se ha acabado y deben jugar con el Gobierno para minimizar el impacto sobre los trabajadores".

El PP no pareció muy dispuesto a aceptar la invitación del ministro. La presidenta del partido en Aragón, Luisa Fernanda Rudi, recordó a Blanco que "las relaciones internacionales son cosa del Gobierno" y achacó el "desaguisado" al veto de la OPA de E.ON sobre Endesa.

 

Más noticias de Política y Sociedad