Público
Público
Únete a nosotros

Bruselas "lamenta" la desviación del déficit anunciada por España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Comisión Europea lamenta la desviación del déficit público anunciada hoy por el Gobierno español y confía en que el país se mantenga firme en el objetivo de corregir el déficit excesivo de cara a 2013.

La vicepresidenta del Gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría, anunció hoy que el déficit público estará en torno al 8 % del PIB en 2011, dos puntos porcentuales por encima del 6 % comprometido y previsto por el anterior Ejecutivo.

"Lamento la considerable desviación fiscal sobre el objetivo presupuestario de 2011. Es muy importante ahora que España se mantenga plenamente comprometida en la vía de la consolidación fiscal y que siga determinada a corregir el déficit excesivo en 2013, tal y como estaba previsto", indicó el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, en un comunicado.

Rehn anunció que Bruselas llevará a cabo un profundo análisis de la desviación anunciada, "que es más pronunciada de lo esperado", y del impacto presupuestario del nuevo paquete de medidas, cuando reciba toda la información de las autoridades españolas.

Por otra parte, el comisario valoró el "importante paquete de medidas políticas presupuestarias" aprobadas hoy por el Gobierno, que el Parlamento deberá adoptar en enero.

Para Rehn, las medidas anunciadas por valor de 15.000 millones de euros, o del 1,5 % del PIB, son "considerables" y representan un "paso muy importante" para restaurar las finanzas públicas y tranquilizar a los mercados financieros a través de acciones relativas entre otros aspectos a los impuestos y a la reforma de la administración pública.

"En general, este conjunto de medidas da una señal muy necesaria para subrayar la determinación del nuevo Gobierno de llevar la corrección del excesivo déficit hacia la trayectoria prevista en el plazo marcado para 2013", añade Rehn.

La Comisión considera que el paquete de consolidación y el conjunto de las medidas de reforma estructural anunciadas para principios de 2012, en particular en el mercado laboral y el sector financiero, son "esenciales para reforzar la credibilidad de la economía española y regresar a la vía del crecimiento sostenible".

Por ello, considera "crucial" mantener el impulso de la reforma fiscal y económica para adoptar "decisiones adicionales" que puedan ayudar a la consolidación y aportar más crecimiento y más y mejores puestos de trabajo de manera justa.

Más noticias en Política y Sociedad