Público
Público

Bruselas recalca su apoyo a la recapitalización directa de los bancos

El comisario Olli Rehn defiende que el fondo de rescate europeo pueda salvar los bancos sin que los Estados tengan que pedirlo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Es importante considerar esa alternativa'. Es la primera concesión que el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, ha hecho a que el fondo de rescate europeo pueda recapitalizar directamente a los entidades financieras en apuros sin que sea un Estado el que tenga que solicitar dicho rescate.

Rehn rechazó la posibilidad la semana pasada, poco antes de que el presidente de la Comisión Europea, Durao Barroso, se mostrara a favor e incluso anunciara que llevará la propuesta a la próxima cumbre de la Unión Europea. Hoy, Rehn ha cambiado su discurso y con ello ha echado un nuevo capote al Ejecutivo de Mariano Rajoy.

La legislación vigente obliga a los Gobierno de cada país a pedir ayuda a cambio de un control absoluto de la UE. De prosperar la nueva propuesta, el Ejecutivo español se ahorra pasar por ese trámite y evita recurrir a un rescate a la vieja usanza mientras se consigue el dinero necesario para evitar la quiebra del sector financiero español. El FMI también defiende esta última opción y lleva tiempo recomendando actuar así. Sin embargo, la propuesta tiene un gran bache: Alemania rechaza la idea de plano. 

Rehn reconoce que es una 'cuestión clave' tanto a corto como a medio plazo

Rehn, quien compareció junto al ministro francés, Pierre Moscovici, reconoció que es una 'cuestión clave' tanto a corto como a medio y largo plazo, si bien precisó que el tratado actual del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), aún en proceso de ratificación, no contempla esa posibilidad de momento aunque remarcó la 'importancia' de tenerlo en cuenta en el proceso de negociación para ir a la raíz del problema.

'Desde el punto vista de la Comisión, hemos considerado esto como una posibilidad seria para evitar el vínculo entre soberanía y los bancos', ha insistido el vicepresidente del Ejecutivo comunitario. Rehn también ha aprovechado la ocasión para poner el acento sobre los compromisos de los Estados miembros hacia las recomendaciones en reformas estructurales y ajustes que les remitió el Ejecutivo comunitario el pasado miércoles. 'Son concretas y operativas para cumplir los objetivos que queremos todos: un crecimiento sostenible y que cree empleo', recalcó.

La unión bancaria podría contemplarse con la concesión de 'más poderes' de supervisión y acción para la Autoridad Europea Bancaria y la creación de un fondo europeo de depósitos en el marco del plan que preparan Barroso, el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, y el presidente del Eurogrupo,. Jean Claude Juncker, para franquear 'una nueva etapa en la integración' europea, según han explicado fuentes europeas.

Mosvovici: 'Esperamos que concluya una nueva fase de la construcción europea'

Por su parte, Mosvovici sí dio su apoyo firme, como ya hizo el presidente galo, Françoixs Hollande, ante sus colegas durante la cumbre informal del pasado 23 de mayo. 'Somos favorables a esta unión bancaria', afirmó Moscovici. 'La necesidad de recapitalización directa de la banca a través del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) es una cuestión fundamental', añadió, y expresó su esperanza en que el Consejo Europeo de los días 28 y 29 de junio permita avanzar en este sentido.

'Esperamos que concluya una nueva fase de la construcción europea', dijo antes de apelar a la responsabilidad para avanzar hacia la integración de Europa. El ministro francés ha insistido en este sentido en que Francia ve 'fundamental' las propuestas que espera presentar el comisario de Mercado Interior, Michel Barnier, este miércoles para garantizar en el futuro que las quiebras de bancos no las paguen los contribuyentes.

Preguntado acerca de la propuesta planteada ayer por el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, para la creación de una autoridad fiscal europea que armonice las políticas fiscales y se encargue de gestionar la deuda europea, el ministro francés rehusó hacer más comentarios hasta que se conozcan los detalles de la misma.