Público
Público

El Bundeswehr de hoy quiere recuperar la Cruz de Hierro, malversada por el nazismo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Ejército alemán, la Bundeswehr, quiere recuperar para sus soldados la Cruz de Hierro, la más alta distinción al valor para la tropa germana desde tiempos prusianos, pero que es identificada con el nazismo.

El ministro de Defensa, el conservador Franz Josef Jung, ve con buenos ojos la propuesta de la Asociación de Reservistas de revitalizar una orden cuyo uso se abolió tras la Capitulación del Tercer Reich.

La Cruz de Hierro se identifica aún hoy "con el miedo y el horror" del nazismo, admite el correligionario del ministro y presidente de dicha organización de veteranos, Reinhard Beck, en declaraciones a "Spiegel Online".

Pero es hora de que se tenga en cuenta que ese símbolo no es "exclusivo" del nazismo, explica el diputado conservador, y que se identifique con unas fuerzas armadas abocadas a "la ayuda y la solidaridad", presente en misiones internacionales.

La propuesta de Beck cuenta no sólo con la aquiescencia del ministro, sino también del presidente del país, el asimismo conservador Horst Köhler, según medios alemanes.

La cuestión ha dejado de ser un mera iniciativa de un veterano para pasar al debate público y ocupa hoy la portada del prestigioso diario "Frankfurter Allgemeine Zeitung" (FAZ), ilustrada con una fotografía en color de la Cruz de Hierro.

"¿Una nueva orden al valor?", se pregunta ese rotativo, que se une a la opinión de otros medios acerca del "vacío" existente en cuanto a una distinción de esas características.

La Bundeswehr tiene previstas distintas órdenes, como la Cruz del Honor, en tres categorías -oro, plata y bronce-, recuerda "Spiegel". También existe una distinción para todos aquellos que participaron en misiones internacionales, independientemente de su rendimiento.

Todo ello parece poco a los nostálgicos de la Cruz de Hierro entre los que al parecer se cuentan los comentaristas de "FAZ", "Die Welt" y otros medios, preferentemente conservadores.

Por ello, consideran que más de 60 años después de la capitulación de Tercer Reich, en 1945, y dos décadas después del fin de la dictadura de la Alemania comunista ha llegado el momento de revitalizar ese símbolo al valor.

Tras la "orgía militarista del Tercer Reich" era lógico que se arrinconara esa distinción, apunta "Die Welt". Pero hoy por hoy es un escándalo que no se haya pensado en reparar ese vacío.

La Cruz de Hierro data de mucho antes que el nazismo. Fue instituida por Federico Guillermo III de Prusia, 195 años atrás, recuerda el "FAZ". Luego la adoptaron los "kaiseres" Guillermo I y Guillermo II y mas tarde le llegó el turno al ejército hitleriano.

Que desde entonces forme parte del "vestuario" de toda película de nazis, como lo es la cruz gamada, y que se identifique con el Tercer Reich es una cuestión accidental para los comentaristas.

Mientras en las filas conservadoras se forma una legión de entusiastas, entre la oposición liberal y el co-gubernamental Partido Socialdemócrata (SPD) se ve la cuestión con escepticismo.

La experta en Defensa del Partido Liberal, Elke Hoff, propone al ministro Jung que mejor se ocupe de cosas prácticas, como mejorar el equipamiento y preparación de la Bundeswehr. Su homólogo en el SPD, Hnas-Peter Bartels, apunta que efectivamente "una nueva orden no es lo más urgente que precisa el Ejército".

Argumentos no les falta a los reacios a la idea. Según el último informe del comisionado del Parlamento para las fuerzas armadas, lo que precisa la tropa con más urgencia es ejercicio.