Público
Público

Bush viaja a Europa para una gira de despedida con la crisis económica de fondo

EFE

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, partió hoy para una gira de despedida por Europa tras expresar su preocupación por la situación económica de su país.

El mandatario estadounidense en su declaración antes de emprender viaje afirmó que la fortaleza del dólar beneficia a todo el mundo.

Bush tiene previsto llegar en la noche a Liubliana para lo que será el plato fuerte de la gira, la cumbre anual de la Unión Europea y EEUU, y continuará viaje a lo largo de la semana hacia Alemania, Italia, Francia y el Reino Unido.

También aprovechará para visitar el Vaticano e Irlanda del Norte.

"Un dólar fuerte es bueno para los intereses de nuestro país", dijo Bush antes de iniciar su viaje. "Y es bueno para los intereses de la economía global".

En una declaración escrita antes del comienzo de su viaje Bush mostró su preocupación por el aumento de los precios de la energía, que, según algunos analistas, es en parte una consecuencia de la debilidad del dólar.

El presidente afirmó que los mercados de capitales de Estados Unidos cuentan con liquidez suficiente y que la buena salud y los cimientos fuertes de la economía de Estados Unidos se reflejarán en los valores de las monedas.

Durante su gira, Bush se reencontrará con viejas amistades recuperadas, como el primer ministro italiano Silvio Berlusconi, recién regresado al poder, y con amigos más nuevos pero no menos firmes, como el francés Nicolas Sarkozy o la alemana Angela Merkel.

La agenda de Bush es amplia, pero no especialmente ambiciosa, según reconoció su propio consejero de Seguridad Nacional, Stephen Hadley: "No creo que haya anuncios muy drásticos en este viaje".

Según Hadley, en sus reuniones Bush hablará con los líderes europeos, entre otros asuntos, del programa nuclear iraní, que esta misma semana definió como "una amenaza auténtica".

Más noticias de Política y Sociedad