Público
Público

Cabrera dice que el timple pasó de guitarra de pobres a proyectarse sin complejos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El músico Benito Cabrera ha recopilado en un disco sus veinte años con el timple, un instrumento que ha pasado de ser "la guitarra de los pobres" a codearse con la música sinfónica, y que supone "un aviso" de que Canarias puede proyectar al mundo una cultura "sin complejos".

Así lo consideró Benito Cabrera durante la presentación de la grabación, "Veinte años en cinco cuerdas", que ha editado Multitrack Records con el apoyo de la Viceconsejería de Cultura del Gobierno de Canarias, y que según el músico, pretende ser "un gracias con mayúscula" por el respaldo con el que ha contado en su trayectoria.

En estas dos décadas lo más difícil ha sido vencer "los propios complejos" de los canarios, que consideraban a este instrumento típico como "el timplillo, la guitarra de los pobres", y que paradójicamente era mejor aceptado en sitios "como Japón o Bratislava, donde no había prejuicios".

Ahora el timple se codea con las orquestas sinfónicas "como un instrumento de concierto más" y el propio Benito Cabrera lo ha tocado como instrumento solista en el Carnegie Hall de Nueva York o en el Konzert Haus de Berlin, algo en lo que no pensaba "ni de broma" cuando comenzó su trayectoria musical y en lo que ha recibido el impulso del director honorífico de la Orquesta Sinfónica de Tenerife, Víctor Pablo Pérez.

La grabación se edita en doble formato, sencillo y con un libro que se asemeja "al cuaderno de bitácora de estos veinte años", en los que la discográfica Multitrack ha hecho una labor "casi de mecenazgo" al apostar "valientemente" por el timple y por los artistas canarios, afirmó Cabrera.

En el disco se reúnen veinte cortes, algunos de ellos procedentes de grabaciones ya descatalogadas y que aún pide el público o que en su momento pasaron inadvertidos.

Esta recopilación no pretende ser sólo un recordatorio, sino "un aviso" de lo que queda por hacer, y Benito Cabrera pretende ser "audaz" para el futuro y afrontar nuevos proyectos, ya que además contiene la experiencia acumulada en veinte años.

Su deseo para el futuro es que se introduzca la especialidad del timple en los conservatorios y que de ellos salgan jóvenes timplistas "que nos den veinte vueltas al resto".

En su opinión, el timple representa una cultura ecuménica internacional en la que Canarias puede mirar al mundo sin complejos y en ello también influye el que los músicos canarios pueden "salvar la insularidad" gracias a internet.

Añadió Benito Cabrera que "lo mejor" que ha dejado su generación de músicos a los jóvenes intérpretes del timple es que pueden decir "con orgullo" que son timplistas.

Sin embargo, reconoció que es un instrumento aún desconocido, por lo que es necesario seguir generando "música y didáctica", lo que supone producir "literatura timplística".

Se refirió a la popularidad que alcanzó el "oukelele" hawaiano después de que lo interpretase Marilyn Monroe en una película y por ello Cabrera deseó con alborozo "que ojalá Penélope Cruz también lo saque" en algún filme.

En el disco "Veinte años en cinco cuerdas" se incluyen colaboraciones con Cristina Pato, Luis Morera, Fabiola Socas, Kepa Junquera y el tema "Guayota", que también grabaron Domingo Rodríguez "El Colorao" y el fallecido José Antonio Ramos, además de tres registros con la Orquesta Sinfónica de Tenerife y el Cuarteto "Capriccio".

Más noticias en Política y Sociedad