Público
Público

Cacas de perro a domicilio para educar a los 'despistados' dueños

El Ayuntamiento de Brunete (Madrid) envió los excrementos a casa de los propietarios como parte de una campaña para concienciar a sus vecinos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Ayuntamiento de Brunete ( Madrid) ha puesto en marcha una campaña de concienciación para los dueños de perros con la que ha entregado a domicilio las cacas que sus mascotas habían 'extraviado' por las calles del municipio.

Durante una semana de febrero una veintena de voluntarios vigilaron de cerca a los perros y sus dueños. Cuando veían que se dejaban una caca atrás, el voluntario se acercaba al dueño, se interesaba por lo bonito que era el can y disimuladamente conseguía su nombre y raza. Sólo con estos dos datos, los voluntarios pudieron localizar las direcciones de los dueños a través de la base de datos municipal.

A continuación, las cacas se empaquetaban como si fueran objetos perdidos del consistorio y se entregaban en mano a los dueños, llegando a grabar algunas de las entregas para un vídeo que muestra el desarrollo de la campaña.

Junto al excremento empaquetado se mandaba también un aviso de multa. El resultado, según ha explicado el Consistorio, ha sido un 70% menos de cacas en las calles, 'no se sabe si por el miedo a la multa o por la caca empaquetada'.

La campaña -a mano de la agencia Mccann- ha sido premiada con el 'Sol de plata' en el Festival Iberoamericano de Comunicación Publicitaria 'El SOL'.

El Ayuntamiento explica que el presupuesto era inexistente, pero la oportunidad creativa que suponía le interesó a la agencia que primeramente realizaron una original campaña: 'Las cacas teledirigidas', donde símiles de excrementos de plástico con ruedas chocaban contra dueños incumplidores. Pero los resultados duraron apenas unas semanas.

El Ayuntamiento dice que el experimento ha conseguido reducir las cacas en un 70%

También sin presupuesto, pero esta vez con gente del pueblo dispuesta a colaborar voluntariamente, se inició la nueva campaña. La aceptación, explican desde Brunete, 'ha sido buena en general, aunque algunos se han mostrado más a favor de crear espacios para que los perros puedan hacer sus 'cositas''. 'Como en todo, opiniones para todos los gustos', dicen.

El alcalde de Brunete, Borja Gutiérrez, asegura que 'aunque en Brunete la mayoría de los dueños de perros cumplen y recogen el excremento de su mascota, desde el Ayuntamiento' invierten 'muchos recursos para dar respuesta a un problema que tiene una fácil solución: que todos los dueños recojan el excremento de su mascota'.

Más noticias en Política y Sociedad