Público
Público

Cae una red con 28 detenidos y 10 toneladas de hachís en Vélez-Málaga

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una organización dedicada a la introducción de grandes cantidades de hachís en España por vía marítima ha sido desarticulada por la Guardia Civil en una actuación desarrollada en Vélez-Málaga que se ha saldado con 28 detenidos y más de diez toneladas de hachís intervenidas.

La droga era introducida en la península y posteriormente los integrantes de la red la ocultaban y transportaban en el interior de neumáticos, según ha informado hoy el instituto armado.

Durante la operación, que se inició en septiembre del pasado año, se han llevado a cabo nueve registros domiciliarios en Torre del Mar y Almayate, núcleos de población de Vélez-Málaga.

Los arrestados son veinte españoles, siete marroquíes y un francés, a los que se les imputan los delitos de tráfico de drogas, pertenencia a organización criminal, tenencia ilícita de armas y receptación.

La autoridad judicial ha decretado el ingreso en prisión de ocho de los detenidos y libertad con cargos para el resto.

Cuando los miembros de la red concretaban la entrada de una embarcación con droga, desplegaban dos equipos: uno encargado de la vigilancia de la playa y los lugares estratégicos para detectar la presencia de cualquier sospechoso y otro que se ocultaba en el interior de una nave construida a escasos metros de la orilla.

La nave estaba comunicada interiormente con casas colindantes que también habían construido previamente los narcotraficantes, y en ella recibían un "cursillo acelerado" para proceder al desembarco y traslado de los fardos, según la Guardia Civil.

Para ello, se colocaban en dos hileras, una orientada a Poniente y otra a Levante con el rostro cubierto por un pasamontañas, y de esta forma se iban pasando los fardos de droga.

Una vez que el hachís estaba dentro de la nave, una parte era transportada en vehículos, y otra camuflada en el interior de ruedas de repuesto.

Además, los miembros de la red disponían de una reserva de hachís (de unos 200 kilos aproximadamente) en el interior de una falsa pared para disponer de la droga en el caso de pérdida de algunos de los alijos.

Posteriormente, a través de las comunicaciones interiores de la nave accedían a los otros inmuebles para cambiarse de ropa y salir con "toda la naturalidad" de la zona.

En la actuación se han intervenido 10.710 kilogramos de hachís, maquinaria para envasar al vacío la droga y montar y desmontar los neumáticos en los que ocultaban la sustancia estupefaciente, 6.000 euros en metálico, seis vehículos, una pistola, un revólver y dos carabinas.

En la operación, dirigida por el Juzgado de Instrucción número 1 de Vélez-Málaga, también se ha procedido al embargo preventivo de tres inmuebles y al bloqueo de todos los activos financieros de los cabecillas de la organización.