Público
Público

La caída del dólar dispara el petróleo y las materias primas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La caída del dólar en los mercados de divisas se ha acentuado en los últimos días por los persistentes indicios de recesión que acusa la economía norteamericana y ha provocado nuevos récords en la cotización del petróleo y otras materias primas.

El viernes, el Departamento de Trabajo daba a conocer la pérdida de 63.000 empleos netos en febrero, -la mayor en un mes de los últimos cinco años-, cuando los analistas esperaban una ligera ganancia, en torno a los 20.000 empleos.

Poco después, la Reserva Federal anunciaba una inyección de 100.000 millones de dólares en el sistema financiero, aquejado de una recurrente falta de liquidez.

El mercado inmobiliario sigue en continua erosión y las ejecuciones hipotecarias están en niveles históricos. Por si fuera poco el precio del petróleo sigue escalando récord tras récord y sobrepasó esta semana los 106 y los 104 dólares, el texas y el brent, respectivamente.

En este contexto siguen aumentando las voces que cuestionan la divisa norteamericana como divisa de referencia para los intercambios internacionales, y es que, en el último año, el dólar ha perdido más de un 12 por ciento contra el euro y cerca de un 18 por ciento frente al yen.

Y no faltan analistas que consideran una frontera peligrosa para el conjunto de la economía si el euro, que el viernes cerró a 1,534, llega a 1,6 dólares.

En los mercados bursátiles, ya de por si instalados en la desconfianza, los últimos acontecimientos han contribuido a nuevas deserciones de la renta variable y, en una nueva semana aciaga, el Ibex se ha dejado un 3,6 por ciento de su valor. Las más castigadas en la semana, las inmobiliarias Colonial y Sacyr que cayeron más de un 10 por ciento.

En Nueva York, el Dow Jones bajó un 3 por ciento y en Europa, Zúrich lideraba las caídas, con un 4,7 por ciento, en el resto de las principales plazas la semana se saldó con pérdidas superiores al 3 por ciento y el Euro Stoxx 50 se dejaba un 4,1 por ciento.

Y a medio plazo domina el pesimismo y las tensiones inflacionistas alejan de nuevo la posibilidad de una rebaja de tipos en la eurozona. Como clásico valor refugio, el oro continúa al alza con récords ya por encima de los 1.000 dólares la onza.

En su habitual rueda de prensa tras el consejo que mantuvo los tipos en el 4 por ciento, el Gobernador del Banco Central Europeo, Jean Claude Trichet corrigió al alza la previsión de inflación en la eurozona, entre el 2,6 y el 3,2, dato este último que es la media actual y la mayor tasa desde hace 14 años.

Con estos niveles de precios es difícil pensar en recortes de tipos, máxime cuando Trichet fue categórico cuando afirmó que el objetivo principal de su mandato es mantener la estabilidad de los precios a medio plazo.

En España, mal dato macroeconómico. El paro subió en febrero por quinto mes consecutivo y lo hizo en 53.406 personas, principalmente por las aportaciones del sector servicios (23.760 nuevos parados) y construcción (12,466). La cifra total de desempleados supera ya los 2,3 millones y es la más alta de los últimos diez años.