Público
Público

Caixa Catalunya contempla salir de Repsol y Gas Natural en los próximos 3 años

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Caixa Catalunya contempla salir del capital de Repsol y Gas Natural en los próximos tres años, según consta en el plan estratégico de la entidad que abarca los años 2008-2011, según han explicado a Efe fuentes financieras.

Si bien portavoces de Caixa Catalunya han declinado hacer declaraciones al respecto, lo cierto es que el nuevo director general de la entidad, Adolf Todó, no ha hecho más que acelerar este aspecto del plan, con la venta del paquete de Abertis que ha tenido lugar esta semana.

El plan considera "participaciones no estratégicas" de Caixa Catalunya, entre otros paquetes, el 1,63% que tiene de Repsol; y el 3,3% de Gas Natural.

Sin embargo, Caixa Catalunya no mantiene conversaciones para una salida inmediata del capital de ambas compañías, que se produciría más a largo plazo, en parte para aprovechar la revalorización de Gas Natural por la que apuestan diversos analistas fruto de una posible remodelación del mapa energético español en los próximos meses.

Esta semana Caixa Catalunya se ha desprendido en tres operaciones -ventas a Criteria, a ACS y a la propia autocartera de Abertis- del 5,5% de Abertis por 740 millones de euros -a 21 euros el título- y que le generan unas plusvalías de 500 millones de euros, reduciendo su participación en un testimonial 0,2%.

Esta venta refuerza el "core capital" de Caixa Catalunya y lo sitúa muy cerca del 6%, que es la media del sector financiero en España y le da tranquilidad en sus niveles de liquidez para todo este año.

El "core capital" es el porcentaje que representa en el pasivo de balance de la compañía aquellos fondos no exigibles, es decir, fondos propios de la sociedad de los que puede disponer libremente sin riesgo alguno en cuanto a su exigibilidad y acostumbra a estar configurado principalmente por el capital aportado, las reservas y primas de emisión.

La estrategia de Caixa Catalunya de venta de participaciones a medio plazo es coherente con su apuesta por su futura entrada en los parámetros de Basilea II, la norma europea que pretende ajustar los requisitos mínimos de recursos propios de las entidades de crédito y de las empresas de servicios de inversión a sus verdaderas necesidades y riesgos, con lo que se pretende lograr una mayor armonización en los criterios de solvencia.

Caixa Catalunya se encuentra dentro del grupo de ocho entidades seleccionadas para hacer esta adaptación en España y será homologada en las tres modalidades: de crédito, de riesgo y operacional; y entrar dentro de este grupo permitirá a la entidad ser más competitiva y obtener un mayor grado de solvencia.

Sin embargo, el nuevo sistema castiga que las entidades financieras tengan participaciones industriales, lo que justifica la previsión de venta de las mismas.

La entidad financiera ha aumentado su beneficio consolidado en 2007 en un 39% y se ha situado en los 487,9 millones de euros, según las cuentas presentadas en enero.