Público
Público

Caja Madrid estudia fusionarse con la CAM y Caixa Galicia

Ninguna operación estaría ultimada, pero contaría con el beneplácito del PP

EUROPA PRESS

Caja Madrid estudia desde hace meses llevar a cabo fusiones, absorciones o adquisiciones totales o parciales de activos dentro del actual escenario de reordenación del sistema financiero, según informaron este lunes fuentes cercanas al consejo de administración de la caja que preside Miguel Blesa.

"Desde hace meses se trabaja en esa dirección, se sabe que la caja va a ir de baile", porque el Banco de España conoce en profundidad la situación de la entidad y Caja Madrid está abierta a estudiar todas las propuestas, sin descartar la posibilidad de adoptar un papel activo en la reestructuración financiera, indicaron las mismas fuentes.

No obstante, las fuentes precisaron que, por el momento, la caja madrileña no tiene ultimada ninguna operación en este sentido, ni ha convocado por el momento ningún encuentro extraordinario del consejo de administración, que tiene una reunión ordinaria fijada para el próximo mes de septiembre.

Según la información que publica hoy El País, Caja Madrid baraja una posible fusión con la alicantina Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) y con Caixa Galicia, por lo que ha elaborado un informe, que coincide con los planes del Banco de España de que tanto Caja Madrid como La Caixa capitaneen el proceso de reestructuración y saneamiento financiero.

Según este diario, la operación contaría con el visto bueno del PP y superaría a La Caixa.

Por su parte, El Economista sostiene que Caja Madrid intenta una fusión con Caixa Galicia con el fin de mantener a Miguel Blesa en la presidencia, y después de fracasar en su primer intento de absorción de Caixa Catalunya.

Ante estas informaciones, fuentes oficiales de Caja Madrid recordaron que, tal y como informó la caja en la presentación de resultados semestrales, la entidad no descarta iniciar un proceso de fusión si la operación que se presenta tiene sentido económico, pero sí rechaza llevarla a cabo para frenar su proceso electoral.

En este sentido, fuentes sindicales indicaron que la caja no ha informado a los trabajadores de ningún proyecto de fusión y vincularon las informaciones en esta dirección a la intención de algunos consejeros de la caja de paralizar los procesos de renovación.

Más noticias de Política y Sociedad