Público
Público

Calcetines turquesas contra los medios de Silvio Berlusconi

Una cadena del primer ministro espía a un magistrado y emite un vídeo denigrante

SANDRA BUXADERAS

La oposición a Silvio Berlusconi en Italia tiene ahora un color, el turquesa, y un símbolo, un calcetín. Políticos, periodistas y jueces italianos, siempre tan atentos al vestir, llevan ahora un par de calcetines de este color para mostrar su indignación por el acoso mediático al que ha sido sometido un juez por parte de la televisión privada Canale 5, propiedad del magnate y primer ministro.

El juez Raimondo Mesiano sentenció hace quince días que Berlusconi era corresponsable de haber sobornado a un magistrado hace 20 años para arrebatarle la editorial Mondadori a su rival Carlo De Benedetti y lo condenó a pagar 750 millones de euros al empresario por estos hechos.

Hace unos días, el programa Mattino 5, del Canale 5, grabó a Mesiano fuera del tribunal, mientras paseaba, fumaba o se dejaba afeitar por el barbero, y acompañó las imágenes con comentarios despectivos. El autor del reportaje señalaba que el magistrado parecía intranquilo, que fumaba "su enésimo" cigarrillo e incluso ridiculizaba sus calcetines color turquesa, que definió como "extravagantes" .

La Asociación Nacional de la Magistratura transmitió ayer su solidaridad al juez y protestó por lo que interpreta como un nuevo intento de Silvio Berlusconi de denigrar la labor judicial. No es la primera vez que el primer ministro italiano intenta minar la labor de la Justicia. La decisión de políticos opositores, jueces progresistas y periodistas de vestirse con calcetines color turquesa corrió como la pólvora.

Ayer, el líder de la oposición, Dario Franceschini, y la conocida periodista Lucia Annunziata lucían prendas de esa tonalidad. Incluso ministros del Gobierno como Renato Brunetta criticaron el programa. Finalmente, el editor de Mattino 5, Claudio Brachino, pidió excusas, pero criticó que el Consejo Superior de la Magistratura premiara al juez con una promoción profesional sólo días después de la sentencia.

Más noticias de Política y Sociedad