Público
Público

Caldera espera conseguir "un gran consenso" sobre la reforma de las pensiones

EFE

El ex ministro y mediador para la reforma de las pensiones, Jesús Caldera, se ha mostrado hoy esperanzado respecto a la posibilidad de conseguir un "gran consenso" en el Parlamento que incluya al PP, aunque ha dicho que los cambios seguirán adelante de todas maneras.

Caldera acaba de ser nombrado por el Gobierno mediador en las negociaciones con las fuerzas parlamentarias para la reforma del sistema de pensiones y ha asegurado que en estos momentos percibe "un alto consenso en casi todos los aspectos", lo que le hace tener expectativas positivas.

La principal diferencia entre los puntos de vista de las fuerzas parlamentarias radica en si la prolongación del tiempo de trabajo debe ser voluntaria o hay que establecer una edad de referencia, como defiende el Ejecutivo socialista.

"No sería deseable que el PP se quedara fuera (del acuerdo). Lo deseable es que el acuerdo sea mayoritario como lo fue en 1995, en 2003 o en 2007, cuando fue muy amplio", ha afirmado, en referencia a reformas impulsadas en España en el pasado del sistema de pensiones.

En declaraciones a los periodistas antes de pronunciar una conferencia en la Universidad Pompeu Fabra (UPF), Caldera ha defendido la necesidad de la reforma que propone el PSOE, que ha calificado de "progresista", porque las modificaciones que se plantean garantizarán la viabilidad del actual sistema de pensiones.

En esta línea, ha advertido: "Lo peor para este sistema que yo defiendo es no hacer nada y que dentro de diez o quince años no se pueda financiar y que haya que rebajar las pensiones".

El primer escollo al que deberá enfrentarse Caldera en su nueva responsabilidad es el debate sobre las conclusiones de la Comisión del Pacto de Toledo en el Parlamento el próximo martes 25.

El ex ministro de Trabajo ha subrayado que aportará su experiencia en los debates y conversaciones que se producirán con las fuerzas parlamentarias, aunque ha insistido en que se incorpora "como uno más" a un equipo que ya existe.

"Yo no soy garantía de nada. Aportaré mi granito de arena", ha dicho.

Caldera ha recordado que como ministro de Trabajo envió al Parlamento un proyecto de ley de reforma del sistema de pensiones en la legislatura 2004-2008, que se aprobó por consenso.

Esa experiencia es la que le avala, ha dicho, para poder asegurar a los españoles que "la fase en la que ahora estamos es una de continuidad y que no significará ningún recorte, sino, por el contrario, una garantía de un derecho futuro".

Respecto al retraso de la jubilación hasta 67 años, Caldera ha insistido en que esta medida es necesaria porque "lo importante es asegurar el sistema" y el periodo de cotización media de la pensión que ahora es de 35 años "no es suficiente" para dentro de 25 años, por lo que deberá aumentar.

"Yo no les voy a engañar (a los ciudadanos). No podemos tener la irresponsabilidad de no decir la verdad", ha apuntado, tras asegurar que esta prolongación del periodo de trabajo dará estabilidad al sistema de pensiones hasta el año 2040 ó 2050.

En su conferencia ante estudiantes de la UPF, el ex ministro ha defendido que los modelos fiscales de países que reparten mejor la renta están mejor preparados para el futuro, como cree es el caso de España, y ha animado a los jóvenes a luchar para combatir la crisis económico-financiera, la climática y la de la pobreza. EFE

mje/mg/jj/pv

Más noticias de Política y Sociedad