Público
Público

Calderón brinda con cava catalán con la prensa en la semana del clásico

EFE

Ramón Calderón, presidente del Real Madrid, brindó con los representantes de los medios de comunicación en la comida navideña que cada año se celebra en el palco de honor del estadio Santiago Bernabéu, con cava catalán en la semana que terminará con el clásico del Camp Nou.

Calderón, rodeado de su directiva, presidió la comida navideña, en un ambiente cordial con cerca de 300 periodistas que informan sobre la actualidad del Real Madrid, con los que en los postres brindó con Juvé y Camps de Sant Sadurni d'Anoia, haciendo referencia a su origen y elogiándolo como el cava que se fabrica en el resto de España.

El máximo mandatario del club recuperó una vieja tradición en el menú, el cocido madrileño. Y en su discurso agradeció el seguimiento de los medios en 2007, un año en el que ganó Liga de fútbol y de baloncesto, deporte en el que se volvió a conseguir un título de europeo. Y aceptó la crítica, "necesaria en la libertad de expresión de nuestros días".

"Ha sido un año muy interesante, tanto desde el punto de vista informativo como deportivo. Veníamos de tres años sin títulos y tras veintidós, logramos ganar la Liga con el equipo de fútbol y dos títulos con el de baloncesto, Liga y ULEB", manifestó.

También destacó el ambiente de paz con el que trabaja en el Real Madrid, tras superar un período turbio. "Ha sido un año difícil en otros ámbitos. Hemos vivido la resaca de un proceso electoral conflictivo, con una postura beligerante por parte de aquellos que no consiguieron ganar las elecciones. Todo ha sido felizmente superado. Estamos viviendo una paz social".

Y tendió su mano a los periodistas más críticos con su forma de actuar en la presidencia. "Agradezco el trato muy correcto que hemos recibido. En algunos casos aislados las críticas han dado paso a confrontaciones personales que no son deseables. Entono el mea culpa en lo que yo haya tenido que ver en esas malas relaciones, que nunca debieron darse. Digo públicamente que me encantaría interrumpir esa dinámica negativa y ofrezco mi mano a quien la quiera estrechar para que esa situación no se prolongue por más tiempo".

Más noticias