Público
Público

La Cámara Baja francesa aprueba una ley antipiratería revisada

Reuters

La disputada ley francesa de piratería en Internet, que permitiría a las autoridades a desconectar a los usuarios que reincidan en descargas ilegales, fue aprobado el martes en la Cámara Baja después de ser revisada, aunque aún debe enfrentarse a una denuncia judicial.

La versión anterior de la norma, aprobada en junio por el Parlamento, se vio algo diluida después de que el máximo Tribunal Constitucional francés rechazara un texto que habría creado un organismo con poder de cortar el acceso a Internet de aquellos declarados culpables de descargas ilegales.

El tribunal constitucional determinó que el nuevo organismo sólo puede tener el poder de emitir advertencias y que cualquier desconexión debe ser ordenada por un juez.

"Los artistas recordarán que tuvimos el coraje político de finalmente romper la actitud de 'laissez-faire' (dejar hacer), y proteger sus derechos de aquellos que quieren convertir Internet en un patio de juego para su utopia libertaria", dijo el ministro de Cultura, Frederic Mitterrand, que presentó el proyecto de ley.

La ley aún tiene que ser aprobada en su totalidad en el Parlamento, y los socialistas de la oposición ya han anunciado que pretenden llevar la medida al Tribunal Constitucional.

El martes, la ley fue aprobada por 285 votos frente a 225, con los socialistas, los verdes y otros partidos de izquierda oponiéndose y el gobernante UMP votando a favor.

El intento de Francia de acabar con la piratería en Internet ha atraído mucho interés fuera del país, mientras la industria mediática mundial lucha por encontrar una respuesta al desafío que supone Internet para las ventas tradicionales de música y cine.

La llamada ley "Hadopi", bautizada por la abreviación en francés del nuevo organismo propuesto, cuenta con el apoyo del presidente, Nicolas Sarkozy, pero ha dividido fuertemente a la opinión pública.

Las discográficas, productoras de cine y artistas han apoyado el proyecto para perseguir la piratería en Internet, que según el organismo del sector discográfico SNEP ha destruido el 50 por ciento del valor del mercado francés de la música grabada en seis años.

Sin embargo, grupos de consumidores se han opuesto con fiereza y los críticos, ente los que están los socialistas, afirman que cualquiera decidido a descargar contenido de la Red podría evadir la ley con facilidad.

De acuerdo con la propuesta de ley, la nueva autoridad investigaría los casos sospechosos de piratería y podría emitir dos advertencias escritas antes de que un juez pudiera ordenar la desconexión de Internet y una multa de más de 30.000 euros.

La ley también obligará a cualquier con una conexión wi-fi a bloquear a usuarios no autorizados el uso de la conexión.

Más noticias de Política y Sociedad