Público
Público

Camps remodela la cúpula del PP e impone la ley del silencio

Antonio Clemente releva al defenestrado Ricardo Costa como secretario general

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los críticos no caben en el PP valenciano. Es la consigna más contundente del presidente Francisco Camps a los miembros del Comité Ejecutivo Regional del PP, reunido ayer de urgencia para nombrar un sustituto de Ricardo Costa, expulsado el jueves tras reivindicarse como 'secretario general' del partido. Un cargo que desempeñará Antonio Clemente, hasta ahora vicepresidente de Les Corts.

Además, Camps apuntaló la cúpula de su formación con la creación de un nuevo peldaño distribuido entre un vicesecretario general, José Ciscar, y un coordinador general, Alberto Fabra.

El cuarto nombramiento correspondió al vicepresidente y consejero de Urbanismo, Juan Cotino, que se encargará de ajustar las relaciones entre el Consell y la formación conservadora. Cotino está relacionado con la trama Gürtel a través de Sedesa, la constructora propiedad de su familia, que un informe de la Brigada Policial de Blanqueo involucra en una presunta financiación irregular del PP valenciano.

El último nombramiento de la mañana recayó en Rafael Blasco, consejero de Inmigración, que ejercerá como portavoz parlamentario tras la baja de Costa el 14 de octubre.

La reunión duró aproximadamente una hora y sirvió a Camps para tensar las riendas de un liderazgo cuestionado desde dentro de su propio partido. Sus propuestas contaron con el voto a favor de 76 de los 80 miembros del Comité Ejecutivo.

Camps advirtió a los críticos de que 'las listas se hacen en un año y medio'

Las intervenciones más críticas llegaron por boca de José Joaquín Ripoll, presidente de la Diputación de Alicante y cabeza visible de los zaplanistas, acantonados en el sur valenciano. 'El diagnóstico está mal hecho y la soluciones son malas. Lo importante no era sustituir a Costa sino atajar las causas que llevaron a su cese'. Una opinión que, según el propio Ripoll, le fue contestada en forma de amenaza: 'Aquí la puerta está abierta para entrar y para salir, y las listas se hacen dentro de año y medio'.

Francisco Camps corroboró esta coacción en rueda de prensa sólo unos minutos después: 'Hoy se ha tomado la decisión de que aquel que hable fuera de cosas que tiene que hablar dentro del partido, no cabe en este partido', avisó. Pese a esta advertencia, Ripoll aseguró que seguirá insistiendo en la búsqueda 'de mejores soluciones que atajen el problema en su raíz, no los flecos del problema'.

Por otro lado, el presidente de la Generalitat, que confirmó que no adelantará las elecciones ni remodelará su Con-sell, se refirió a varios de los personajes que han orbitado a su alrededor en los últimos meses. Es el caso de Ricardo Costa. Para Camps, su expulsión es 'una decisión de la dirección nacional [del PP]'. También recalcó su 'honestidad' y la necesidad de que vuelva 'cuanto antes'.

Respecto a Rajoy, el líder del PP valenciano destacó que se había mostrado 'encantado' tras haberle comunicado los últimos cambios. 'He sido siempre leal con mi presidente, con el que me une una simpatía y una relación muy especial', recalcó.

'El diagnóstico está mal hecho y la solución es mala', dicen los zaplanistas

La remodelación del PP provocó todo tipo de reacciones. Desde el propio partido conservador, se oficializó una sensación de alivio que tuvo en la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, su principal portavoz: 'El partido está más unido y más fuerte. Hemos cerrado el problema'.

El Partido Socialista centró sus críticas en el nombramiento como portavoz parlamentario de Rafael Blasco, quien fue expulsado en su día de las filas socialistas por un presunto caso de corrupción. En ese sentido, la secretaria de organización del PSPV, Elena Martín, denunció que el Grupo Popular 'pase a estar dirigido por un presunto profesional de la corrupción con muchos trienios a sus espaldas'.

Por su parte, la portavoz de Compromís, Mónica Oltra, consideró 'negativos' los cambios y tildó de 'incoherente' a Francisco Camps, ya que es 'el primero que debería marcharse porque es el responsable de la corrupción del PP en la Comunitat'.

Más noticias en Política y Sociedad