Público
Público

La candidata búlgara a comisaria de la UE, blanco de críticas

Reuters

La candidata búlgara a comisaria de la Comisión Europea corría el peligro el miércoles de ser rechazada por el Parlamento Europeo por inquietudes por su cualificación e intereses empresariales.

Rumiana Jeleva, la ministra de Exteriores búlgara, ha sido nominada a comisaria para Ayuda humanitaria en el Ejecutivo de los Veintisiete, el encargado de proponer y hacer cumplir las leyes comunitarias.

Se prevé que la Asamblea vote la nueva Comisión el 26 de enero. Si la rechaza, la formación de un nuevo Ejecutivo europeo podría retrasarse durante semanas, paralizando la toma de decisiones de la UE, que representa a casi 500 millones de personas.

Jeleva tuvo problemas para contestar algunas de las preguntas durante una audiencia de tres horas ante el comité de Desarrollo del Parlamento el martes, y respondió con dureza a algunas preguntas sobre sus negocios.

"He declarado todo lo que estaba obligada a declarar", dijo Jeleva, de 40 años, al comité y les invitó a acudir a investigar a Bulgaria, donde ha gestionado una compañía de infraestructuras conocida como Global Consult.

El grupo socialista del Parlamento y los Verdes, que presiden el comité de Desarrollo, dicen que tienen dudas sobre Jeleva y querían aclarar sus antecedentes corporativos.

"Hubo dos problemas: el primero que vimos una falta de transparencia en sus intereses empresariales y el segundo su competencia para el puesto", dio un portavoz de los Verdes, el cuarto mayor grupo en el Parlamento de 736 miembros.

Los socialistas dijeron: "No nos convenció su conocimiento de la cartera. Sus respuestas no fueron relevantes".

El Parlamento no puede rechazar a candidatos individuales, sólo a la Comisión en su conjunto. Eso implica que el presidente de la Comisión, Jose Manuel Durao Barroso, podría tener que remodelar su Ejecutivo o cambiar algún candidato si hay riesgo de rechazo del conjunto.

Eso podría asestar un revés a los esfuerzos de la UE por mejorar su imagen internacional tras las divisiones que emergieron por la elección de un presidente del Consejo Europeo y el largo periodo de tiempo que hizo falta para asegurar la aprobación de los estados miembros para aprobar el Tratado de Lisboa.

Más noticias de Política y Sociedad