Público
Público

El "caos" irreverente de los Hermanos Marx inaugura la temporada del Fígaro en Madrid

EFE

Cuando se cumplen 80 años del estreno de la primera película de los Hermanos Marx, "Los cuatro cocos", el Teatro Fígaro-Marsillach abre su temporada con "La verdadera historia de los hermanos Marx", una comedia de enredo que pretende recrear el espíritu irreverente de los populares cómicos.

La obra, un "caos" de una hora y media de duración, según su director, Álvaro Lavín, mezcla la improvisación con los gags más típicos de los Marx e incluye también una serie de números musicales similares a los de las películas de Groucho, Chico y Harpo, aunque en esta ocasión se ha prescindido de los instrumentos.

"Lo único que suena es la bocina de Harpo", bromea Chani Martín, que interpreta al hermano mudo del trío.

"La verdadera historia de los hermanos Marx", que lleva dos años de gira por toda España desde su estreno en el teatro Josep Carreras de Fuenlabrada en 2007, se estrena mañana en el Teatro Fígaro y comienza cuando Zeppo, el cuarto hermano Marx, roba una película secreta del trío cómico que podría afectar al orden político mundial.

Serán precisamente Groucho, Chico y Harpo quienes deban ayudar a su inseparable Margaret Dumont a recuperar el filme de manos de Zeppo y de la perversa Thelma Todd, la clásica 'femme fatale' del cine de los Hermanos Marx.

El reparto de la obra está compuesto por Álvaro Lavín -quién también dirige-, Eugenio Villota, Chani Martín, Marina Seresesky, Paloma Vidal e Iván Villanueva, todos integrantes de la compañía Teatro Meridional.

Además, durante la representación se proyecta un cortometraje, el que da origen a la trama, con la participación de caras conocidas como las de Antonio Molero, Javier Veiga o Pepa Pedroche.

Julio Salvatierra, el autor del texto, ha explicado que la obra mezcla los registros "más primarios" de Chico y Harpo "con el humor inteligente" de Groucho. "Es un homenaje que pudiera pasar como una película de los Marx", ha comentado.

"Es un humor de mucho riesgo", ha asegurado la actriz Marina Seresesky, "La gente que ya conocía a los Marx volverá a encontrarse con ese tipo de escenas y para la gente joven será un descubrimiento", afirma.

El director Álvaro Lavín ha subrayado que la obra ha ido evolucionando en relación con la respuesta del público y la ha definido como "un espectáculo en blanco y negro", en referencia a la gama de colores escogida tanto para el vestuario como para el escenario.

Más noticias de Política y Sociedad