Público
Público

Cárcel para cuatro enfermeras por no ir a un parto

La imprudencia, en el Hospital Clínico de Valencia, provocó al bebé parálisis cerebral

PÚBLICO

Se fueron a comer fuera del hospital sin establecer turnos ni llevar el localizador y no pudieron asistir el parto de una mujer que acudió con problemas en el cordón umbilical. La actitud de cuatro enfermeras responsables del servicio de quirófano de urgencias del Hospital Clínico de Valencia retrasó seis minutos el comienzo de la cesárea y el bebé nació con parálisis cerebral.

Ocho años y medio después de que ocurrieran los hechos, la Audiencia Provincial de Valencia ha ratificado la condena que ya dictó el juzgado de lo penal número 7 de Valencia: las cuatro enfermeras cometieron un delito de lesiones por omisión, causadas por grave imprudencia. Las enfermeras quedarán inhabilitadas y se les condena a dos años de cárcel.

Los representantes legales de las enfermeras y de la Generalitat Valenciana, de quien depende el hospital, apelaron contra la sentencia. La sección quinta de la Audiencia Provincial ha desestimado todos los argumentos que alegaron. Las enfermeras culpabilizaron a la ginecóloga, “tan sólo” una médico residente “sin capacidad para hacer frente a la situación que se produjo”, aseguraron. La sala ha considerado que el que fuera una médico residente no implica imprudencia en su actuación y estima que ésta hizo cuanto tenía que hacer y que al efectuar una cesárea procedió “protocolariamente”, conforme a la 'lex artis'.

La Audiencia Provincial tampoco estima el argumento de que en ese momento había una atención total a la paciente con la presencia de tres ginecólogas, una comadrona, tres médicos anestesistas y un celador, ya que según el tribunal cada profesional “tiene su particular cometido”.
La negligencia de las enfermeras causó una parálisis cerebral al bebé, que hoy tiene nueve años y necesita la asistencia continua de otra persona para realizar cualquier acción cotidiana. Su vivienda está adaptada, se ducha con ayuda de aparatos especiales y con frecuencia necesita someterse a controles médicos.

Más noticias de Política y Sociedad