Público
Público

Católicos nacionalistas la emprenden con la televisión de Rouco

El presidente de la asociación catalana E-cristians denuncia que los programas de 13TV fomentan la "el desprecio, la crispación y la violencia verbal"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La organización ultracatólica catalana e-cristians ha criticado en un comunicado 'el desprecio, la crispación, la violencia verbal y la falta de respeto' de los programas de la cadena de televisión 13TV, cuyo accionista principal es la Conferencia Episcopal.

El colectivo denuncia 'la grave irresponsabilidad' que cometen los responsables de 13TV al permitir que los programas televisivos estén 'guiados por ideologías políticas'. 'La Iglesia no está al servicio de ninguna ideología y el cristianismo no puede reducirse a una opción política de partido sin traicionarlo. Su forma está totalmente alejada de lo que nos transmite el Magisterio de la Iglesia y de las llamadas reiteradas del Papa Francisco expresar la misericordia y el amor de Dios', reza el comunicado de esta organización nacionalista. El presidente del colectivo, Josep Miró Ardèvol, señala a Público que 'algunos informativos de la cadena confunden la información con la opinión', pero aclara que su crítica no se centra en los contenios, sino en su forma. 'Esa forma es el hecho ejecutor, es lo que caracteriza si hay respeto por la persona y su hay capacidad de pacificar', explica. 

Miró Ardèvol fue consejero de Agricultura con Jordi Pujol de 1984 a 1989. Vinculado a CDC y ferviente opositor del aborto y el matrimonio gay, está recogiendo firmas a través de e-cristians para pedirle al ministro de Asuntos Exteriores que rechace el nombramiento del nuevo embajador de Estados Unidos en España, James Costos, por ser un reconocido activista homosexual. Miró Ardèvol también fue uno de los principales opositores a que el AVE de Barcelona pasara por debajo de la Sagrada Familia

Lo que ha provocado estas 'situaciones violentas' en 13TV es el debate sobre el derecho a decidir y la independencia de Catalunya que, según los ultractólicos, 'no puede ser un motivo de división y enfrentamiento entre católicos y que, amparados en una televisión que se quiere católica, fomenten la crispación y el conflicto'. Aunque la polémica territorial haya hecho saltar las alarmas de los ultracatólicos, el colectivo señala que la televisión también aborda 'otras realidades sociales, culturales y políticas españolas con el mismo espíritu de confrontación y falta de respeto'.  Aun así, e-cristians deja claro que su intención no es 'descalificar a otros programas'. De hecho, Miró Ardèvol afirma que, en su opinión, existen dos 13TV: 'Una muy política, partidista y con un estilo poco respetuoso y otra coherente con el mensaje evangelizador de la Iglesia'. 

E-cristians recuerda en su comunicado que 'los medios de comunicación social dependientes de la Iglesia sólo tienen sentido si su tarea es evangelizadora' y, por ello, llaman a los responsables de 13TV a 'suprimir de su programación los programas de debate y opinión que están situados fuera del marco preciso que el Evangelio, el Magisterio y la Tradición que la Iglesia establece en orden a la forma en que deben producirse los juicios humanos, el trato a las personas y la misión de los medios de comunicación católicos'. 'La crítica es positiva pero tiene que ser respetuosa con las personas y encontrar caminos de diálogo, debe pacificar, no exaltar', cuenta Miró Ardèvol, quien recuerda que el anterior nuncio también manifestó su preocupación por el tono en algunos programas de la Cadena COPE.  

Más noticias en Política y Sociedad