Público
Público

La CE no adoptará más medidas contra la mozzarella tras la respuesta de Italia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Comisión Europea no adoptará de momento más medidas contra la mozzarella de búfala contaminada por dioxinas procedente de la región de Campania (Italia) tras la respuesta dada por las autoridades italianas a la crisis.

La portavoz comunitaria de Sanidad, Nina Papadoulaki, aseguró que después de los últimos contactos mantenidos con las autoridades italianas, el Ejecutivo comunitario está "satisfecho" con las acciones adoptadas para controlar las partidas de mozzarella y evitar su entrada en el mercado europeo.

Bruselas había amenazado a Italia con un embargo comercial.

La portavoz indicó que Francia no había informado oficialmente a Bruselas sobre su decisión de ordenar a las empresas galas la suspensión inmediata de la venta de mozzarella de búfala procedente de Campania.

La portavoz explicó que el ministro italiano de Sanidad ha asegurado hoy a la Comisión que Italia "va a adoptar más medidas para evitar la introducción en el mercado europeo" de partidas de queso que contengan un exceso de dioxinas.

Asimismo, el ministro indicó que los controles en la región de Campania se han intensificado y que se están llevando a cabo más inspecciones y comprobaciones sistemáticas en las queserías y establecimientos de la zona, especialmente en las provincias de Caserta, Nápoles y Avelino.

La misma fuente explicó que las autoridades italianas han pedido el apoyo de Bruselas "para identificar la red de laboratorios que llevará a cabo los análisis específicos" sobre las muestras de mozzarella.

"La Comisión está satisfecha con el progreso realizado y sigue en estrecho contacto con las autoridades italianas", indicó la portavoz, que añadió que por ese motivo "no hay razones en este momento para adoptar más acciones comunitarias".

Sobre la decisión anunciada hoy por el Gobierno francés, fuentes comunitarias precisaron que, a la luz del comunicado de prensa del ministerio de Agricultura, las medidas no parecen estar en contradicción con las ya adoptadas en Italia para prevenir la exportación de mozzarella de Campania.

Las mismas fuentes insistieron en que un Estado miembro no puede unilateralmente bloquear la comercialización de un producto procedente de otro país de la UE, algo que sólo la Comisión puede decidir.

Según precisaron las fuentes comunitarias, la decisión anunciada por Francia prevé bloquear las partidas procedente de las 25 fábricas donde se detectaron niveles de dioxinas superiores a los permitidos por la legislación europea, algo que parece poco probable dadas las medidas adoptadas por las autoridades italianas.

El Gobierno galo también ha previsto extremar los controles sobre la mozzarella italiana, decisión que tiene libertad para adoptar, añadieron las fuentes.

Sobre la peligrosidad del producto, las mismas fuentes precisaron que es bastante limitada dado que para superar las dosis admisibles de dioxinas una persona debería comer un mínimo de 4 kilos de mozzarella contaminada a la semana.

Por otra parte, Bruselas está intentando convencer a las autoridades de Japón y Corea del Sur, que esta semana suspendieron las importaciones de mozzarella de Italia, de que pongan fin a las barreras a ese producto, al considerarlas "injustificadas".

La presión de la CE ya ha dado sus frutos en el caso de Japón, que ha reanudado hoy las importaciones de mozzarella, salvo las procedentes de Campania.