Público
Público

La CE tratará de avanzar esta semana en la renegociación del acuerdo de pesca con Mauritania

EFE

Los negociadores de la Comisión Europea (CE) intentarán avanzar esta semana en la renegociación del acuerdo de pesca con Mauritania -el más importante para la flota comunitaria-, con el fin de conseguir que se ajuste más al número de barcos que pescan en el caladero.

Los representantes de la CE se han desplazado a Mauritania para discutir sobre los términos de un protocolo revisado, en el que se reduzca el número de licencias respecto al actual, pero a cambio la compensación financiera que pagaría la UE al país africano sería inferior, según informaron fuentes europeas.

El convenio actual, de seis años de duración, ofrece licencias pesqueras para 200 barcos comunitarios, la mayoría españoles; a cambio la UE abona una contrapartida de 86 millones de euros anuales a Mauritania.

El pacto que tratan de alcanzar los negociadores de Bruselas pasaría por un recorte de estos permisos, que en la actualidad benefician a 13 países, ya que la CE ha notado que algunos estados no los están aprovechando, sobre todo los del norte.

A cambio, la CE trata de rebajar la contribución financiera, aunque en estas discusiones "se está hablando de estudiar otras fuentes de financiación, como aportaciones nacionales o de fondos para el desarrollo", con el fin de que el dinero que llegara a Mauritania no bajara de los 86 millones, según las fuentes.

La ministra española de Pesca, Elena Espinosa, ha asegurado que no peligran las licencias de los barcos españoles que faenan en el caladero mauritano, unos 120.

Dentro de la flota española los buques que tienen problemas técnicos en el caladero, que necesitan "aclaración" son los cefalopoderos, unos 19.

El comisario europeo de Pesca, Joe Borg, se ha mostrado durante el Consejo "prudentemente optimista" sobre el resultado de las negociaciones con Mauritania.

Por su parte, Espinosa ha indicado que España espera que en los próximos días se firme un memorando de entendimiento entre la UE y las autoridades mauritanas.

La ministra confía en que en una reunión de la comisión mixta entre la UE y Mauritania, en febrero, en la que participará España, se aborden los detalles técnicos de la negociación y las condiciones adecuadas para todas las categorías de pesca, que "permitan asegurar un uso óptimo de las posibilidades del vigente acuerdo" con el país.

Asimismo, Espinosa ha abogado por conseguir una "solución negociada" para el acuerdo con Mauritania y ha apuntado que las gestiones de la CE, en este sentido, son el mejor camino para obtener una solución política favorable a todas las partes, ya que asegurará la continuidad y estabilidad del acuerdo.

En la misma línea, el ministro de Pesca francés, Michel Barnier, ha resaltado, en rueda de prensa, que la postura que ha tomado la CE hoy en este asunto es "más conforme con lo que piensan Francia, España y otros países" respecto a las "primeras ideas" que barajaba Bruselas.

Ha añadido que esas primeras intenciones suscitaron "la oposición de muchos Estados miembros y del Parlamento Europeo (PE)".

Más noticias de Política y Sociedad