Público
Público

Celebran el 25 aniversario la primera película de Montxo Armendáriz con un libro y una exposición

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El cineasta Montxo Armendáriz no tiene nostalgia del pasado, aunque está muy satisfecho de celebrar, con un libro y una exposición, el 25 aniversario de "Tasio", su primer filme, del que sigue vigente "la idea de la libertad de un hombre por luchar por aquello en lo que cree".

Así lo explicaba hoy el director navarro en la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, donde se presentó un libro de 700 páginas dedicado a "Tasio", además de una exposición de fotografías sobre el rodaje.

"El tiempo y los espectadores son quienes ponen las películas en su sitio", ha comentado Armendáriz (Ollate, 1949), tras confesar que en 1984 "no teníamos ni idea de lo que estábamos haciendo".

Para Juan Ramón Corpas, consejero de Cultura Y Turismo del Gobierno de Navarra, entidad que edita el libro conmemorativo, la película "es quizá el primer peldaño de una obra y un creador de culto", además de "un retrato de una Navarra rural que ha pasado de la Edad Media a la modernidad en sólo una generación".

La película, que retrata la vida de un joven navarro que prefiere seguir siendo carbonero en un pueblo de la sierra de Urbassa, se convirtió, contra todo pronóstico, en un éxito de crítica y público.

En este sentido Arméndariz ha recordado: "Juan Benet decía que, en plena época de desarrollo tecnológico habíamos hecho una película de pastorcillos".

Armendáriz, premio Nacional de Cinematografía en 1998, conoció al Tasio real, un carboneero de Zúñiga, en el rodaje de uno de sus primeros documentales, "Carboneros de Navarra" (1981), y se inspiró en su vida para su primer largometraje, con el que se presentó en el festival de cine de San Sebastián.

No obtuvo ningún premio, aunque sí consiguió un amplio reconocimiento internacional, y con su siguiente filme, "27 horas" (1986) consiguió la Concha de Plata.

Armendáriz se mostró hoy muy satisfecho con la edición de un libro "donde se recoge la labor de mucha gente, como el guión y el story-board (de Gerardo Vera), y también un montón de pequeños trabajos que normalmente no se reflejan en las películas".

Entre ellos están las imágenes de foto fija de José Luis Alcaide, hoy reputado director de fotografía, productor y director, que conforman la exposición que puede verse en la Academia de cine hasta el 18 de diciembre, organizada por el Instituto Navarro de las Artes Audiovisuales y la Cinematografía (INAAC).

Elías Querejeta, productor de "Tasio", abundó sobre la excelente acogida de la película al recordar que un famoso comunicador de la época le dijo que no la vería nadie "de Despeñaperros para abajo, pero incluso en Sevilla el éxito del estreno fue espectacular".

Querejeta confió desde el principio en el proyecto de Armendáriz, que entonces trabajaba como profesor de electrónica en un instituto, aunque tuvo que tocar muchas puertas para poder rodarla, hasta que un amigo común le dijo: "ve a ver a Elías Querejeta, que está tan loco como tú".

Sobre la vigencia de este tipo de cine, el productor comentó que "hay un público receptivo para este tipo de películas, lo defendí entonces y lo sigo haciendo".

Para Armendáriz, la vigencia de "Tasio" no pasa por recordar viejas formas de vida: "No tengo nostalgia, la película no dice si eran tiempos mejores o peores, pero sí queda para ahora y para el futuro la idea de la libertad de un hombre por luchar por lo que cree y desea, con independencia de la realidad y los valores que le rodean".

La obra de Armendáriz, que confesaba no ver sus películas una vez acabadas, es objeto esta semana de un ciclo en la Academia de Cine, donde acudirá mañana el cineasta -ganador de sendos Goya al mejor guión por "Las cartas de Alou" (1990) e "Historias del Kronen" (1995)- para participar en un coloquio.

Más noticias en Política y Sociedad