Público
Público

Cerca de 3.000 sanitarios de los hospitales privatizados tendrán que renegociar sus condiciones laborales

El Gobierno madrileño obliga a las gestoras a contratar a los trabajadores temporales e interinos, pero no fija condiciones mínimas para estos contratos, ni exige a las empresas cubrir las bajas causadas por peticiones de traslado de los tra

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las nuevas gestoras de los seis hospitales madrileños privatizados deberán contratar a los 2.800 profesionales interinos y eventuales que hoy trabajan en estos centros, pero los empleados deberán 'negociar con las empresas' las condiciones de esta nueva contratación, tal y como ha confirmado este martes la viceconsejera de Sanidad, Patricia Flores. De hecho, HIMA San Pablo, BUPA Sanitas y Ribera Salud salud tampoco estarán obligadas a la contratación de profesionales que asuman las funciones de los trabajadores fijos que decidan acogerse a los 'traslados voluntarios', por lo que estas plazas podrían quedar desocupadas.

En una conversación con varios medios de comunicación que no ha podido ser grabada, tras la que sí ha resumido las novedades ante las cámaras y ha vuelto a responder un par de preguntas, Flores ha asegurado que el 'momento culminante del proceso de externalización ha concluido', sin referirse a este cambio en ningún momento como una privatización del sistema de gestión de seis hospitales.

Acompañada del director general de Recursos Humanos, Armando Resino, la viceconsejera ha asegurado que los pacientes 'no notarán ninguna diferencia' y 'sí alguna mejora' tras estos cambios, y ha fijado el 30 de septiembre como fecha límite para que las empresas asuman la gestión de los hospitales Infanta Sofía, Infanta Cristina, Infanta Leonor , del Tajo,  de Henares y Hospital del Sureste. 

Flores:'Si un juez lo manda lo pararemos, porque estamos en un Estado de derecho'.

Todo a pesar de las incontables mareas blancas -la última el 18 de agosto, la próxima el 25- las 22 jornadas de huelga, la suspensión de 8.000 cirugías y 76.000 consultas, además de los encierros y otras reivindicaciones de miles de sanitarios madrileños, que se niegan a aceptar las medidas propuestas por el Gobierno autonómico.

Por su parte, la viceconsejera ha restado importancia al hecho de que haya recursos aún pendientes de resolución contra esta reforma sanitaria, asegurando que la aprobación de una medida a pesar de que hayan sido admitidos recursos en su contra'ocurre cada día', y afirmando que 'si un juez lo manda lo pararemos, porque estamos en un Estado de derecho'.

Desde la adjudicación de la gestión hospitalaria grupos de trabajo de las concesionarias se reúnen con los gestores de los centros sanitarios externalizados para trabajar en este traspaso, que tiene como objetivos básicos 'garantizar la continuidad asistencial'  y 'que los profesionales puedan mantener su puesto de trabajo', en palabras de Flores.

Los 2000 empleados fijos -560 son médicos- podrán escoger entre quedarse en los hospitales privatizados, con las mismas condiciones, horarios y salario y dependiendo de la administración regional, pedir el 'servicio bajo otro régimen jurídico' - obteniendo una excedencia por parte de la administración y siendo contratados por las empresas, que podrían ofrecer mejores condiciones- o solicitar el traslado voluntario a otro centro.

Desde la Consejería sugieren que la mayoría de los trabajadores optarán por mantenerse en sus puestos -aunque no cuentan con datos que respalden esta afirmación- pero permitirán a los empleados fijos solicitar el traslado voluntario hasta el 11 de octubre, volviendo a ofrecer esta opción en varias ocasiones hasta el fin de la concesión.

'Tras solicitar el traslado, se valorará la antigüedad de los solicitantes, y se dictará una resolución ordenando a los profesionales en base a la categoría profesional, la especialidad y la antigüedad', asegura el director general de Recursos Humanos Armando Resino, que insiste en que este procedimiento 'no se trata de un concurso', ya que 'el número de plazas será el mismo que el de candidatos'.

Resino:' Las plazas se ofertarán donde la organización determine que existe la necesidad de profesionales'.

Los centros en los que se ofertarán estas plazas dependerán de 'donde la organización determine que existe la necesidad de profesionales', y los empleados contarán con los mismos salarios y condiciones, tal y como asegura Resino, que ha alabado las condiciones de este proceso, como también lo ha hecho la viceconsejera: 'No ha habido ningún proceso con tantas opciones y garantías para los profesionales', aseguraba Flores.

Apenas un mes y diez días antes de que finalice el plazo para que las gestoras pasen a administrar los hospitales se hacía público el nombre de la última empresa concesionaria, HIMA salud. Así, el grupo puertorriqueño controlará durante diez años la gestión de los hospitales Infanta Sofía (San Sebastián de los Reyes), Infanta Cristina (Parla) y el del Tajo (Aranjuez), mientras que BUPA Sanitas se hará cargo del hospital del Henares (Coslada) , y Ribera Salud gestionará el hospital del Sureste (Arganda del Rey) e Infanta Leonor (Vallecas), tras un proceso que los sindicatos, partidos políticos de la oposición y otros agentes consideran el inicio de la privatización de la sanidad madrileña.

Más noticias en Política y Sociedad