Público
Público

Chicago: "No, we couldn't"

La candidatura de Chicago para los Juegos Olímpicos de 2016 ha sido eliminada en la primera votación realizada por los miembros del COI

PUBLICO.ES

La candidatura de Chicago para los Juegos Olímpicos de 2016 ha sido eliminada en la primera votación realizada por los miembros del Comité Olímpico Internacional (COI). Un total de 95 miembros podían ejercer su voto en esta primera ronda, pero sólo lo hicieron 94, porque el presidente Jacques Rogge, no votó.

La derrota sufrida hoy por Chicago en la votación para escoger la sede de los Juegos de 2016 sembró de caras de desolación el centro de esta ciudad estadounidense donde se congregaron miles de ciudadanos. La baza de Chicago, que partía como favorita, se esfumó en la primera votación.

Ni las malas previsiones meteorológicas, ni el hecho de que fuera un día laborable impidieron que los chicagüenses acudieran a mostrar su apoyo a la candidatura de su ciudad para albergar los Juegos Olímpicos en 2016, aunque este encuentro que empezó con música, vídeos y regalos, terminó en decepción.

Los nervios y la tensión fueron apoderándose de los presentes en la plaza Daley, en el centro de negocios de Chicago, según avanzaba la mañana y poco a poco, cuando comenzó la votación, las conversaciones y las bromas dejaron paso al silencio.

Con la mirada puesta en la pantalla gigante dispuesta por la organización para seguir la votación del COI en Copenhague, miles de ciudadanos vieron como el sueño olímpico se desvanecía en un instante ante sus ojos.

Rabia, impotencia y algunas lágrimas se reflejaban en los rostros, especialmente en los de los voluntarios y miembros de la organización de la candidatura.

Acto seguido muchos de los presentes comenzaron a volver a sus quehaceres diarios sin esperar a conocer las reacciones oficiales en Dinamarca en la rueda de prensa posterior que también será emitida por la pantalla gigante.

Rápidamente, la prensa digital estadounidense se hizo eco de la mala noticia. Chicago no celebrará en 2016 los Juegos Olímpicos y los titulares de la prensa eran contundentes. 'Chicago eliminated', 'Shocker! Chicago eliminated in 2016 voting', 'Early Chicago eliminated'... Las personas reunidas en la plaza Daley mostraban su decepción en los primero vídeos emitidos por la NBC.

Tras el anuncio inesperado de que Barack Obama viajaría a Copenhague para tratar de convencer a los miembros del COI sobre la idoneidad de la candidatura de la urbe estadounidense, Chicago se había convertido en gran favorito junto con Río de Janeiro para celebrar los Juegos de 2016.

Este hecho había incrementado las expectativas y el optimismo que, aunque contenido, se había contagiado entre los residentes de la ciudad que comprobaron para su tristeza que la baza de Obama no surtió efecto.

El presidente de Estados Unidos y su mujer, Michelle, participaron hoy en la presentación del proyecto de Chicago ante el COI. Aunque el presidente llegó esta misma mañana a Copenhague, con el tiempo justo de hablar ante la asamblea olímpica, su esposa aterrizó el miércoles en la capital danesa con el objetivo de mantener contactos más personales con los miembros del COI.

Chicago 2016 había conseguido el respaldo entusiasta del Comité Olímpico de Estados Unidos (USOC) y de la Casa Blanca, algo de lo que careció su inmediata predecesora, la candidatura de Nueva York a los Juegos de 2012. Era la primera candidatura de la ciudad desde la que presentó para los Juegos de 1956, ganados por Melbourne (Australia).

Más noticias