Público
Público

El ciclista desnudo dice ser asexual y que no tiene intenciones libidinosas

EFE

El ciudadano francés que pasea desnudo por San Sebastián ha asegurado hoy en un juicio por exhibicionismo que es "asexual" y que cuando anda en bicicleta sin ropa no tiene intenciones libidinosas, ya que sólo pretende defender su derecho a la "libre indumentaria".

A pesar de ello, en esta ocasión el ciclista nudista ha optado por presentarse a juicio vestido con un polo rojo ajado, un pantalón deportivo corto de color azul, y unos tenis blancos con calcetines grises, dejando sólo a la vista la cara y unas bronceadas extremidades.

Durante la vista, celebrada esta mañana en un juzgado de San Sebastián, la Fiscalía de Guipúzcoa ha pedido penas que suman un año y ocho meses de cárcel para este hombre de 51 años por un delito de exhibicionismo y otro de desobediencia, mientras que la defensa ha reclamado la libre absolución de su cliente.

Los hechos enjuiciados ocurrieron sobre las 14:30 horas del 31 de mayo de 2009 cuando, según el relato de acusación del Ministerio Público, el procesado acudió a la Plaza de la Brecha de la capital guipuzcoana, donde tenía lugar una feria de artesanía, y presuntamente "comenzó a posar" desnudo "mostrando su cuerpo" ante las personas que estaban en el lugar, entre las que se encontraban varios menores y un grupo de minusválidos psíquicos.

El acusado, que tiene antecedentes por hechos similares en su país, donde también ha sido condenado por agresión sexual a su hijo de 15 años, fue requerido en varias ocasiones para que se vistiera por dos policías locales que acudieron al lugar, pero el procesado hizo caso omiso, por lo que fue detenido y trasladado a comisaría.

En su declaración en el juicio celebrado hoy, el inculpado ha admitido que aquel día estaba paseando desnudo en bicicleta y ha recordado que los agentes le pararon para identificarle y exigirle que se vistiera, aunque no lo hizo a pesar de que se lo pidieron en varias oportunidades.

El inculpado ha aclarado, no obstante, que con su actitud no tuvo ninguna intención sexual, porque él actúa para "defender la libertad de la diferencia" y sin ningún ánimo libidinoso.

Ha aclarado asimismo que vive solo y que no tiene "necesidades sexuales", ya que es "asexual" porque este aspecto no tiene cabida en su forma de vida, hasta el punto de que las relaciones que en su día mantuvo con su esposa fueron con el único propósito de concebir, porque ella quería tener hijos.

"Ni siquiera me apetece. ¿Cómo voy a salir a la calle a satisfacer un deseo que no tengo?. Siempre he sido así", ha explicado.

Los dos policías que lo detuvieron han indicado que, durante la identificación del procesado, éste mantuvo una actitud "chulesca", alegando que se trataba de una "detención ilegal" y asegurando que les iba a "denunciar", mientras la gente que estaba sentada en una terraza próxima comenzaba a sacarles fotos con sus teléfonos móviles, y un grupo de personas empezó a increparle.

Uno de los guardias ha indicado que el procesado "se exhibió" ante la gente, aunque ha admitido que no se tocó los órganos genitales, mientras que su compañero ha precisado que el inculpado adoptó posturas que, en su opinión, sí tenían contenido sexual.

En la vista también ha declarado una mujer que participaba en la feria de artesanía y cuyos dos hijos menores vieron al procesado desnudo. Esta testigo ha dicho que los policías pararon al acusado ante su puesto pero a ella no le molestó la acción del ciclista y ha afirmado que la Guardia Municipal le obligó a identificarse para luego ser citada a juicio ya que ella no quería presentar denuncia.

Uno de los dos menores ha dicho que vio desnudo al procesado, y su hermano ha explicado que en el lugar se montó un "escándalo" en el que había personas que protestaban y otras no.

Al término del juicio, que ha quedado listo para sentencia, el acusado ha hecho uso de su derecho a la última palabra para defender durante varios minutos su derecho a la "libre indumentaria".

Además de esta vista, el ciclista desnudo tiene pendiente otro juicio por unos hechos similares ocurridos el 15 de mayo de 2008 en las proximidades del Paseo de la Concha, y mantiene abierta una causa más por otro incidente parecido ocurrido en mayo pasado en la Plaza de la Constitución de San Sebastián.

El procesado fue absuelto en otra ocasión por unos hechos ocurridos en Errenteria, al no existir en este municipio una normativa municipal que impida pasear desnudo.

Más noticias de Política y Sociedad